Opinión



Fertiberia cubre el 55% de las garantías financieras de su proyecto de restauración de los fosfoyesos

Vista aérea de las balsas de fosfoyesos

Fertiberia ha comunicado a la Audiencia Nacional que ya ha logrado constituir un conjunto de avales bancarios que suman 36,1 millones de euros (el 55% del total exigido) y continúa con un intenso proceso de negociación para intentar alcanzar la cantidad total, con el fin de culminar la constitución de las garantías financieras requeridas para el proyecto de regeneración de los apilamientos de fosfoyeso en Huelva y cumplir “con la mayor celeridad posible” con el auto del órgano judicial del pasado 16 de junio.

Para ello, Fertiberia ha firmado un Acuerdo Marco al que ya se han incorporado sus bancos financiadores: Banco Santander, Bankia, CaixaBank, Banco de Sabadell y Bankinter. Con el importe aportado por este “pool” de entidades Fertiberia ha garantizado, “en menos de cinco semanas”, más de la mitad del importe requerido, “cuando el plazo ordinario para la negociación y concesión de un aval suele ser de un mínimo de ocho semanas”. En el “éxito” de estas negociaciones “ha sido clave el reciente cambio accionarial de la compañía, muy bien valorado por las entidades financieras”, señala Fertiberia.

La compañía mantiene negociaciones abiertas con otras entidades nacionales e internacionales con las que actualmente no tiene relaciones comerciales, las cuales están analizando su incorporación al Acuerdo Marco, tal y como se ha informado al órgano judicial. En paralelo, Fertiberia señala que también está valorando retomar la negociación con las aseguradoras contactadas durante el mes de julio para que, “a la vista del nuevo escenario” (en el que sus principales bancos financiadores han apostado de manera decidida por avalar financieramente el proyecto), puedan analizar de nuevo la operación para complementar los avales con un seguro de caución de importe inferior al inicialmente solicitado (debido a que el 55% ya está cubierto). Para continuar este proceso Fertiberia mantiene la confianza hasta ahora depositada en firmas de reconocido prestigio como el banco de inversión Alantra y la correduría de seguros Willis Towers Watson, “una de las más importantes del mundo”.

Fertiberia reitera su “compromiso” con la restauración de los apilamientos de fosfoyeso, una iniciativa que “activará una inversión superior a los 65 millones de euros y que supondrá la creación de más de 100 empleos”. Para la definición de este proyecto Fertiberia ha contado con proveedores “de primer nivel internacional”, como Ardaman Associates (firma estadounidense que ha clausurado más de 60 balsas en todo el mundo) y las firmas españolas Eptisa e Inerco.

El objetivo de Fertiberia, asegura la compañía, es iniciar “cuanto antes” este proyecto de restauración y, para ello, ha realizado “todos los trabajos encaminados a lograr este objetivo”. Recuerda la compañía que en 2014 concluyó la elaboración de un proyecto que, “basado en las mejores técnicas disponibles, y tras sucesivas mejoras, fue declarado idóneo por el Ministerio de Medio Ambiente y la Audiencia Nacional en 2016”. Desde entonces “ha seguido cumpliendo puntualmente” con todas las fases necesarias para iniciar esta inversión “con la mayor celeridad posible”.

El proyecto y el estudio de Impacto Ambiental presentado por Fertiberia ante el Ministerio han sido objeto de exposición pública. Además, en marzo de 2018 la compañía entregó toda la documentación e informes contestando las alegaciones finales recibidas, y en enero de 2019 hizo lo propio con los últimos requerimientos de información complementarios. El siguiente paso debería ser la emisión por parte del Ministerio de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), trámite indispensable para que Fertiberia pueda activar “con la mayor celeridad” la revegetación de este sector de la marisma onubense.

Sobre Fertiberia

Con más de 1.400 empleados y 14 centros de actividad industrial repartidos por toda la Península Ibérica, Fertiberia desarrolla, produce y comercializa soluciones agronómicas innovadoras (como fertilizantes de última generación) que elevan la competitividad del sector agrícola y colaboran en la transición ecológica de un sector esencial para la economía europea. También produce soluciones medioambientales para la industria y otros sectores, como AdBlue, con el que ha logrado reducir un 10% las emisiones a la atmósfera de gases NOx del parque de vehículos diésel en España.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*