El PSOE dice que la Junta “desbordada” por la pandemia, “olvida a los onubenses que han perdido su empleo”

La parlamentaria onubense del PSOE María Márquez

La parlamentaria andaluza por el PSOE de Huelva María Márquez, ha señalado que la Junta de Andalucía, “desbordada por su incapacidad para gestionar la pandemia, se olvida de que junto a los problemas que ha ocasionado a la sanidad pública y la incertidumbre que está generando en el inicio del curso escolar, hay otra situación dramática que hay que abordar, que son las cientos de personas de esta provincia que han perdido un empleo en estos meses y que no están encontrando salida a esta situación por parte del Gobierno andaluz, solo las medidas que ha puesto en marcha el Ejecutivo central”.

Márquez ha recordado que el Gobierno andaluz tiene el mando desde hace casi dos meses y “su obligación es impulsar líneas de actuación efectivas para ayudar a los cerca de 63.000 desempleados de la provincia”, por lo que asegura que “es inexplicable que ahora, cuando más necesitamos el apoyo de la Junta, deje de dar oportunidades y no trabajen en este ámbito para poner en marcha medidas extraordinarias para paliar la destrucción de empleo provocada por esta crisis sanitaria”.

Márquez ha incidido en que los planes de empleo para la provincia son más necesarios ahora que nunca “y es lamentable que el presidente de la Junta, Moreno Bonilla, solo haya puesto sobre la mesa los planes de empleo que puso en marcha el Partido Socialista pero, además, castigando a Huelva al meter las tijeras un 42,14% al presupuesto y vendiéndolo como un nuevo plan, llamado Aire, que ha supuesto 7,3 millones de euros menos”.

“Salvo eso, no hay ni una sola medida extraordinaria, como hace el Gobierno de España, para hacer frente a esta situación dejando en el olvido a quienes más lo necesitan. Lo que no puede ser es que la Junta no apruebe planes especiales de empleo y encima recorte la cuantía de los que ya había”, ha manifestado la socialista.

Para la parlamentaria onubense, “esta situación solo deja patente una gestión nefasta de la Junta para hacer frente a los problemas derivados de esta crisis sanitaria. Mientras el Gobierno central está centrado en la gente, inyectando importantes partidas para las empresas, la sanidad y la educación, incluso aprobando derechos como es el Ingreso Mínimo Vital, la Junta se encuentra perdida, sin rumbo, tomando decisiones unilaterales, sin escuchar a la gente ni a los sectores implicados, sin adoptar medidas económicas que están suponiendo, sin duda, una deriva para esta tierra”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*