Cs defiende que la protección de los espacios naturales contribuye al desarrollo económico

El portavoz provincial de Cs, Julio Díaz, celebra la declaración del Acebuchal de Alpízar y de la Dehesa de Torrecuadros y Arroyo de Pilas como zonas de espaciales de conservación de Andalucía en Huelva

El portavoz provincial de Ciudadanos (Cs) y vicepresidente del Parlamento de Andalucía, Julio Díaz, ha celebrado la declaración del Acebuchal de Alpízar, en Paterna del Campo, y de la Dehesa de Torrecuadros y Arroyo de Pilas, entre las provincias de Sevilla y Huelva, junto a otros 11 espacios andaluces, como zonas de especiales conservación en Andalucía (ZEC), convencido de que “este tipo de protección de nuestros espacios naturales facilita una mejor vertebración territorial y unos beneficios sociales y económicos mediante la generación de riqueza, la creación de empleo y la fijación de la población al territorio”.

Díaz, que ha recordado que Huelva es la provincia con mayor superficie forestal arbolada de España, con el 77,4 % de su territorio; además de ser la segunda provincia con mayor superficie de espacios protegidos de Andalucía, el 44 % del total de su territorio, por detrás de Jaén, ha enmarcado la declaración de las dos ZEC en la Revolución Verde del Gobierno del PP y Cs de la Junta, que “permitirá el desarrollo sostenible en los espacios protegidos con todas las garantías, al tiempo que preserva los valores ambientales”. “Tal es la apuesta del Gobierno andaluz por las políticas medioambientales que éstas y la lucha contra el cambio climático van a ser una de las palancas propulsoras de nuestra economía ante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus”, ha detallado el parlamentario onubense.

De hecho, ha explicado el portavoz de la formación naranja, junto a este reconocimiento, el Consejo de Gobierno ha aprobado los respectivos planes de gestión, que contienen una caracterización general de la ZEC, la identificación de las prioridades de conservación, un análisis de las presiones y amenazas, los objetivos, las medidas de conservación y el sistema de evaluación. “Estos planes son las herramientas básicas que permite mejorar la eficacia y eficiencia de la gestión de los espacios protegidos garantizando la conservación de los excepcionales valores ambientales que alberga, pero sin restringir el ejercicio de las distintas actividades en el espacio, conjugando así la protección con el desarrollo de estas zonas”, ha incidido Díaz.

Las dos nuevas ZEC onubenses se incorporan a la Red Natura 2000 que ya cuenta con 176 zonas en la comunidad, que abarcan 2,5 millones de hectáreas y entre las que se encuentran el Parque Nacional de Doñana, la Sierra de Aracena y Picos de Aroche o Marismas del Odiel. En el Acebuchal de Alpízar, los bosques de olea y ceratonia desempeñan un papel de bosque isla en un entorno claramente antropizado, que actúan como refugio de especies de flora, fauna y hábitats de interés comunitario, al tiempo que contribuyen a la diversificación del paisaje agrario. La Dehesa de Torrecuadros y Arroyo de Pilas albergan dos ecosistemas muy diferenciados. De un lado, una dehesa de alcornoques y, por otra, una ribera con un bosque asociado con una estructura bien definida y con una función eminentemente conectora para una de las especies más emblemáticas de la fauna, como es el lince ibérico.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*