Opinión



El alcalde pedáneo de San Telmo pide que el alumnado de esta aldea vuelva a escolarizarse en El Cerro

El alcalde pedáneo de San Telmo, Francisco Ramón Pineda (Izquierda Unida)

El alcalde pedáneo de San Telmo, Francisco Ramón Pineda (Izquierda Unida), le pide a la Delegación provincial de Educación que los escolares de esta localidad que se incorporan a los dos primeros cursos de la ESO puedan volver a hacerlo en El Cerro de Andévalo, en vez de en Calañas, “a los que se les ha enviado en el actual curso escolar, sin ninguna explicación y provocándoles el perjuicio evidente de tener que desplazarse mucho más lejos”. Hasta el curso  pasado, los escolares de San Telmo, aldea del municipio de Cortegana, que pasaban a estudiar el primer curso de ESO lo hacían en El Cerro, a 9 kilómetros de esta aldea, mientras que Calañas se encuentra a 23 kilómetros. En el  colegio rural de San Telmo sólo se imparten los cursos de educación primaria.

Por ello, el alcalde pedáneo reclama a la Delegación de Educación que atienda y escuche a las familias de estos menores y les permita poder estudiar los dos primeros cursos de la ESO en El Cerro de Andévalo, habilitando en el centro educativo de esta localidad un aula matinal y facilitando de nuevo el transporte escolar entre El Cerro y San Telmo. Así se lo va a trasladar en una reunión con Educación que se ha fijado para finales del mes de octubre.

En San Telmo hay actualmente doce menores escolarizados hasta que completen los cursos de Primaria, ya que para matricularse en la ESO, el Bachillerato o la FP tienen que desplazarse a otras localidades. Actualmente, la madre de uno de estos menores ha decidido escolarizar a su hijo en El Cerro, por lo que se costea a diario de su propio bolsillo el desplazamiento a esta localidad.

Pineda señala que “la Delegación de Educación debería ser sensible a esta reivindicación y permitir que la escolarización del alumnado de nuestra aldea pueda volver a hacerse en El Cerro, evitando los perjuicios que ha provocado este cambio por incrementar la distancia que tienen que recorrer cada día, y facilitando las cosas para las personas que seguimos viviendo en aldeas y pequeños enclaves rurales, tan amenazadas como están de quedar despobladas”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*