Opinión



El mercado de ocasión cae un 11,2% en octubre en Andalucía y un 17,9% en el acumulado del año

Faconauto considera clave relanzar el Plan Renove 2020 para paliar este frenazo

Vehículos de ocasión

Las transferencias de vehículos usados han caído un 11,2% en Andalucía en el último mes en comparación al mismo periodo del ejercicio anterior. En total se han producido 33.678 transferencias, según datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios, Faconauto. En el acumulado de este año el mercado andaluz de ocasión cae en un 17,9% con respecto a 2019, con 261.767 ventas.

A nivel nacional, las ventas han caído este mes en un 6,3% con 191.411 unidades, en el acumulado del año la caída se sitúa en un 15,9%, con 1.425.691 ventas.

En el mercado nacional vehículos usados retrocederá este año un 14% y alcanzará los 1,8 millones de transferencias, según previsiones presentadas por la patronal de los concesionarios, Faconauto, en el transcurso del IV Observatorio del VO de la Distribución Oficial. Sin embargo, de cara a 2021, habría un rebote del 11% para volver a superar los 2
millones de ventas y recuperar los niveles de actividad previas al impacto de la pandemia.

La caída esperada para este año en España está por debajo de la que se registrará de media en el resto de los cinco principales mercados de Europa (Alemania, Francia, Reino Unido e Italia), donde las ventas de usados retrocederán un 24%, para crecer también un 11% en 2021.

La patronal ha indicado que el mayor peligro al que se enfrenta actualmente el sector en nuestro país es la incertidumbre que siente el comprador. Un agravamiento de la situación sanitaria, particularmente si vamos a nuevos confinamientos, retrasaría su recuperación, tanto de los mercados de vehículos nuevos como de los usados, que se contraería de nuevo el año que viene.

“La inseguridad generalizada que siente el ciudadano y la falta de una vida “normal” está complicando la recuperación, y ya lo estamos viendo con la paralización del mercado. Debemos encontrar un equilibrio que permita reducir esa incertidumbre. Por eso, es muy importante que los concesionarios sean contemplados como un servicio esencial, como ya ocurrió en la primera  ola de la pandemia, en aquellas regiones donde hay restricciones a la movilidad. El cliente debería sentirse tranquilo en todo caso a la hora de trasladarse a un concesionario para
recoger su vehículo o para hacer cualquier otra operación”, ha recalcado el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

Por su parte, Ignacio de Benito, presidente del Consejo de Administración de niw.es, el portal de venta de vehículos usados impulsado por Faconauto, ha afirmado que “en esta nueva etapa de incertidumbre, abogamos por potenciar la confianza de los compradores y ofrecerles todas las posibilidades de compra para sus opciones de movilidad. Sabemos que el automóvil se mantiene como una alternativa segura para los ciudadanos y el valor que tienen los
concesionarios para dinamizar el mercado de usados es fundamental. Ahora, más que nunca, debemos acompañar a los concesionarios con la digitalización para impulsarles a acercarse a los compradores desde todos los canales”.

Arranque del año

En este contexto, Faconauto considera clave relanzar el Plan Renove 2020 para paliar el frenazo del mercado, ya que se ha perdido el efecto tan positivo que tuvo los tres primeros meses desde su puesta en marcha. “La alegría de después del verano ha terminado y el Plan Renove necesita un impulso extra. La reapertura de la plataforma que lo gestiona es una magnífica oportunidad para que vuelva a ser, este tramo final del año, la palanca que el mercado necesita. Los concesionarios seguiremos empujando para que así sea”, ha indicado Gerardo Pérez.

Asimismo, preocupa cómo arrancará el ejercicio que viene, por lo que Faconauto ha vuelto a pedir que se dé una solución a la subida de impuestos que va a suponer, desde el 1 de enero, la aplicación del nuevo protocolo de emisiones WLTP. De igual modo, considera que el contexto actual no parece el mejor para aplicar un encarecimiento impositivo al diésel. “Grabar al automóvil a corto plazo podría ser un golpe muy duro que dificultará aún más
nuestra viabilidad”, ha advertido el presidente de Faconauto.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*