Opinión



Las lluvias de los últimos días permiten terminar con las restricciones nocturnas de agua en Santa Olalla

Aunque a partir de esta madrugada los usuarios del municipio van a volver a disponer de suministro normalizado entre la una y las seis de la madrugada, recomiendan no bajar la guardia y moderar el consumo en la medida de lo posible

A partir de la próxima madrugada, merced al aporte de las últimas lluvias caídas sobre la provincia, la empresa pública Giahsa y el Ayuntamiento de Santa Olalla del Cala han determinado poner fin a las restricciones nocturnas que se han venido imponiendo en el municipio serrano desde el pasado 14 de septiembre. Manuel Domínguez Limón, director ejecutivo, y Antonio Plaza, alcalde de Santa Olalla, han recordado que “aunque a partir de esta madrugada los usuarios del municipio van a volver a disponer de suministro normalizado entre la una y las seis de la madrugada, es conveniente no bajar la guardia y moderar el consumo en la medida de lo posible”. Por ello, desde Giahsa y el Ayuntamiento se seguirá apelando a la concienciación ciudadana para evitar de ese modo futuras medidas de choque como las tomadas durante los últimos tres meses. Con todo, se quiere hacer llegar un “mensaje de agradecimiento a los usuarios por la comprensión y colaboración demostrada en estos días difíciles por tantos motivos”.

Según Manuel Domínguez, “hemos tratado por todos los medios ocasionar el menor trastorno posible al usuario, con el añadido de un esfuerzo técnico y económico considerable para tratar de paliar esta problemática, tanto en Santa Olalla como en otros municipios de la Sierra. En el caso de este municipio se han destinado 270 camiones cisterna que han aportado casi 7.000 metros cúbicos extra de agua, lo que ha supuesto una inversión muy cercana a los 100.000 euros”. A pesar de todo, no han sido suficientes para paliar la reducción que han venido sufriendo los pozos que suministran agua al municipio, que demanda un consumo medio de 700 metros cúbicos diarios. “De ahí -explica Domínguez- que tuviéramos que tomar la decisión de programar restricciones en coordinación con el Ayuntamiento. La buena noticia que hoy podemos dar es que dichas restricciones se terminan, aunque tanto desde Giahsa como el Ayuntamiento nos vemos obligados a seguir apelando a la colaboración ciudadana en pos de un consumo responsable dada la sensibilidad de la zona a este tipo de problemas de suministro”.

Como ya se tiene constancia tanto en Giahsa como en el Ayuntamiento de Santa Olalla, la Junta de Andalucía ha realizado una serie de sondeos de investigación en la zona, con resultados positivos en dos casos concretos y buenas perspectivas para un uso futuro. De cualquier modo, sería preciso proyectar una obra de envergadura para equipar técnicamente esos sondeos y que puedan representar un punto de partida en la resolución de los problemas recurrentes de suministro que viene sufriendo el municipio en los últimos años.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*