Opinión



La Junta inicia los trabajos de emergencia con voluntarios por el incendio de Almonaster

La colocación de las primeras fajinas y albarradas centra la primera de las 10 jornadas previstas de trabajo de campo

La colocación de las primeras fajinas y albarradas centra la primera de las 10 jornadas previstas de trabajo de campo

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha organizado una primera actuación de voluntariado en la zona del incendio declarado el pasado 27 de agosto en Almonaster la Real, que calcinó casi 15.000 hectáreas.

Una docena de voluntarios de los casi 250 registrados a día de hoy por la Consejería para las labores de emergencia y restauración de la zona han tomado parte en la primera actividad de participación y sensibilización, consistente en la colocación de fajinas y albarradas para  la corrección hidrológica de la zona afectada. La empresa Ence ha colaborado con la aportación de la madera. Esta intervención inicial, perteneciente a la fase de emergencia, ha tenido lugar en una finca privada, pero el plan de actuación para el voluntariado se extenderá también a montes públicos. Los técnicos seleccionan las fincas por su especial valor ecológico y vulnerabilidad del suelo tras el incendio.

“Estos trabajos conllevan labores sencillas de restauración hidrológica forestal para la protección del suelo desnudo por reducción de la velocidad de la escorrentía. Sin embargo, tienen una gran importancia desde el punto de vista social y en aras de la concienciación”, ha destacado el coordinador de la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, José Enroque Borrallo, quien ha participado de la acción.

El programa de voluntariado consta inicialmente de 10 jornadas, la mitad de ellas en el término municipal de Almonaster la Real, dirigidas por la Delegación Territorial con el soporte técnico del Servicio de Dinamización Socioeconómica de la Secretaría General de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático.

Otras actividades previstas en la fase de restauración son las recogida de semillas y el fomento de la avifauna característica la zona.

Al margen del trabajo de campo, el plan de participación aprobado por la Junta incluye la celebración de sesiones informativas y formativas sobre el incendio, Se convocarán hasta cuatro jornadas dirigidas a la población local. Los monitores proporcionarán información general sobre el incendio y las medidas puestas en marcha e información específica sobre voluntariado ambiental y actividades de participación.

“Es oportuno delimitar las posibilidades de colaboración del voluntariado ambiental, así como instruir a los voluntarios e incluso a los propietarios en los fundamentos con los que los técnicos entienden que puede ayudar a la restauración global de la zona”, ha matizado Borrallo.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*