Opinión



‘Mujereando. El quejío de una diosa’ o el teatro como “herramienta terapéutica”

El documental de Carmen Tamayo llena Talento Andaluz de testimonios para decir “basta ya” a la violencia de género

Presentación de ‘Mujereando. El quejío de una diosa’

La gaditana Carmen Tamayo cierra hoy la Sección Talento Andaluz, en la que está en juego el Premio Juan Ramón Jiménez, con el documental ‘Mujereando. El quejío de una diosa’, que, como toda la programación de la muestra en esta 46 edición, puede verse a través de la plataforma Filmin.

‘Mujereando. El quejío de una diosa’ quiere visibilizar la realidad de las mujeres sin hogar y su empoderamiento a través del teatro. El documental muestra cómo un grupo de mujeres sin hogar encuentra en el teatro la mejor de las terapias, un lugar en el que desnudan el alma, consiguen escapar de su realidad y poco a poco se van empoderando. Esta obra supone el primer documental como directora  de Carmen Tamayo, actriz y directora de teatro.

Tamayo ha participado esta mañana en una rueda de prensa virtual, durante la que ha estado acompañada por las actrices África de los Reyes y Rosa Quiles. La realizadora gaditana ha contado que la idea de realizar este documental nació del proyecto teatral que puso en marcha desde su puesto de trabajadora social en un centro de día para personas sin hogar. “La primera persona que atendí fue una mujer y su testimonio me agarró tanto por dentro que me di cuenta que  se necesitaba crear un espacio donde ellas pudieran expresar todo ese dolor que a mí me contaban en el despacho y que pudieran soltar parte de ese lastre y conciliarse con su pasado para poder seguir adelante”. Tamayo pensó que podía ayudarlas con el teatro, que es su segunda profesión, y montó el grupo como “herramienta terapéutica”. Convencida de que el cine tiene más potencial porque puede llegar a cualquier parte del mundo, la trabajadora social y actriz ha llevado ahora el proyecto a la pantalla, animada por las propias actrices, que quieren que su mensaje esperanzador se difunda.

El documental intercala los testimonios de mujeres sin hogar con piezas teatrales. “Creía que teníamos algo muy interesante que era esa parte teatral y como las obras de teatro salen de sus vidas me parecía interesante terminar de contar sus testimonios con pequeños fragmentos de nuestras obras de teatro y salir del espacio escénico y ponerlas en la naturaleza”, ha explicado la realizadora, que ha confesado tener un “cariño muy especial” al Festival de Cine Iberoamericano de Huelva. Con el rodaje en escenarios naturales Tamayo ha buscado dignificar a las protagonistas y que en la película “estuviese presente la belleza y la poesía porque lo que cuentan es muy dramático”.

“Hemos intentado reflejar que han tenido un pasado traumático, que viven una situación dramática porque no tienen hogar pero su vida está mejorando cada vez más y estoy convencida de que pronto va a tener cada una su hogar y que su vida va a mejorar”, explica la autora de ‘Mujereando’ destacando que las mujeres que protagonizan este proyecto demuestran una inmensa “generosidad” al compartir sus historias.

‘Mujereando. El quejío de una diosa’ muestra testimonios como los de África y Rosa, que encontraron en esta terapia teatral una salida liberadora a su situación. África, víctima de malos tratos, ha confesado que “estaba en el extremo del suicido” cuando Tamayo la animó a sumarse al grupo. Para ella, trabajar como actriz no ha sido difícil porque su papel “está conectado” con su experiencia. “Lo que no quiero es quedarme en blanco y poder transmitir el mensaje que es para nosotras lo más importante”, asegura cuando valora su objetivo como actriz.

Si tuviera que resumir el mensaje que pretende divulgar al contar su historia, África asegura que sería “basta ya”. Considera que “lo más esencial es poner un basta ya, un no a la violencia” y recomienda que recurrir a herramientas como el teatro, que le han permitido empoderarse “a pesar de las dificultades”.

Carmen Tamayo nació en Prado del Rey, Cádiz, en 1979. Titulada en Trabajo Social y Arte Dramático en la Escuela de Cristina Rota, ha dirigido tres compañías teatrales. 3 Antié, La Pecera y Mujereando, donde ha creado y puesto en escena ocho obras de teatro con un marcado carácter de protesta y denuncia social, surgidas todas desde la creación colectiva. Como actriz, interpretó para la gran pantalla a Gloria en la película ‘No te supe perder’. También ha protagonizado varios cortometrajes, ‘No quiero’, ‘La última parada’, ‘Mentira’ y ‘Espich’.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*