Opinión



Bravo: “Las cuentas de 2021 suponen el blindaje de los servicios públicos en Andalucía”

El consejero de Hacienda defiende el presupuesto como un "instrumento necesario para combatir la pandemia

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, durante su exposición en la Cámara autonómica
El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, ha hecho un llamamiento a los grupos parlamentarios para que realicen aportaciones que mejoren los presupuestos de Andalucía para 2021, unas cuentas que, no obstante, suponen el “blindaje” de los servicios públicos, ya que el margen presupuestario se ha destinado a reforzar las políticas de sanidad, educación y dependencia. “No hablamos de un presupuesto, sino de un instrumento para combatir la pandemia” desde su vertiente sanitaria, económica y social, ha asegurado Bravo durante su intervención en el debate de totalidad del proyecto de Ley del Presupuesto para 2021.

Andalucía necesita, bajo el contexto de extrema incertidumbre que ha generado la pandemia, dotarse de una herramienta que le permita reforzar los servicios públicos fundamentales y propiciar la confianza necesaria para sentar las bases de la recuperación económica, ha señalado Bravo, quien ha recordado que los recursos para sanidad, educación y dependencia se han incrementado de forma progresiva desde 2019, hasta alcanzar cifras “históricas”.

Así, en sanidad el incremento acumulado supera los 1.900 millones de euros, lo que supone un aumento de casi el 20%, de manera que la inversión en este ámbito superará en 2021 la cota del 7% del PIB andaluz. Por su parte, en educación el presupuesto ha crecido en algo más de 1.000 millones desde 2018, una subida del 14% que permitirá alcanzar este año por primera vez el 5% del PIB andaluz. En dependencia, el incremento del periodo 2019-2021 se acerca a los 230 millones, lo que representa una mejora del 19%.

El gasto que se destina a políticas una vez descontadas las amortizaciones de deuda asciende a 35.669 millones, un 6,5% más (2.164 millones) que en el ejercicio anterior, con el fin de afrontar la actual situación de crisis sanitaria y favorecer el crecimiento económico. Un incremento que se concentra en sanidad, educación y servicios sociales, acaparando casi el 85% del aumento del gasto no financiero si se suma el nuevo fondo Reserva Covid, dotado con 450 millones de euros

“Presentamos unas cuentas de equilibrio“, ha dicho Bravo, que, sobre unas previsiones avaladas por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), alcanzan los 40.188 millones de euros. Esta cifra supone un crecimiento del 3,7% respecto a los presupuestos de 2020, 1.444,3 millones de euros más.

El consejero de Hacienda ha señalado que en la envolvente financiera se han maximizado los fondos europeos del actual marco 2014-20 y que la tasa de déficit del 2,2%, orientativa para el Gobierno central, será obligatoria para la Junta de Andalucía: “No queremos que la deuda la paguen las generaciones futuras”, ha aseverado.

Respecto a la transferencia del Estado por el restante 1,1% del PIB, Juan Bravo ha afirmado que los presupuestos prevén 1.797 millones de euros, un 13,3% del total, al contabilizar el criterio de PIB. Sin embargo, “si el reparto se hiciera por población, sumaríamos 630 millones de euros más; por ello, pido ayuda a PSOE y Adelante Andalucía para traer ese dinero a Andalucía”, ha apuntado el consejero.

Bravo ha explicado la decisión de no incorporar los fondos europeos al presupuesto, ya que “no conocemos aún los criterios de reparto, están aún en trámite de aprobación y el dinero no empezará a llegar hasta la segunda parte de 2021. Sumarlos habría sido lo fácil, pero no lo honesto, ni lo prudente, ni lo cierto”, ha dicho.

“Estos Presupuestos son los de las prioridades y desde los que vamos a exigir la máxima eficiencia para seguir apostando por la política del céntimo, por el ahorro en el gasto superfluo y por redirigir los recursos donde son más necesarios y aporten mayor rentabilidad social y económica”, ha subrayado el consejero.

“Estamos ante unos presupuestos pensados para hacer frente a la pandemia”, ha incidido Bravo, agregando que “también deben marcar el camino de regreso de Andalucía a la senda de crecimiento económico y estabilidad que seguía antes de llegar la pandemia”. Y, para ello, apuesta por un futuro “que será verde y digital”, en la línea de las recomendaciones de la OCDE y la Unión Europea.

Igualmente, se contempla la creación de la Agencia Digital de Andalucía que integrará todos los servicios TIC y de Gobierno Abierto de la Junta de Andalucía que se encontraban dispersos en la Administración y que supondrá un ahorro inmediato del 20% en costes recurrentes y la eliminación de duplicidades.

Por otro lado, los Presupuestos para 2021 avanzan en la mejora de la transparencia y el control de fondos públicos, al incorporar en la contabilidad presupuestaria de la Junta de Andalucía a las agencias públicas empresariales, si bien los consorcios ya fueron incluidos en las cuentas de 2020.

Juan Bravo ha manifestado que “este Gobierno cree profundamente en los andaluces y en la calidad de nuestras instituciones para estar a la altura y consensuar medidas de utilidad, pragmáticas, alejando las consignas partidistas y los eslóganes ideológicos”, por lo que ha invitado a las fuerzas políticas a centrarse “en lo que nos une” y les ha pedido que pongan el foco “en el interés común de los ciudadanos, de nuestras empresas y autónomos y en qué podemos hacer cada uno de nosotros para ser más útiles a Andalucía”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*