Los directivos de navieras de cruceros son optimistas respecto al reinicio de su actividad en 2021

La décima edición del International Cruise Summit de Madrid, concluye con un mensaje de esperanza para el sector de los cruceros, que espera poder volver a operar en 2021 con fuertes protocolos sanitarios desarrollados por expertos de talla mundial en medicina y salud pública

La décima edición del International Cruise Summit, celebrada durante los días 1 y 2 de diciembre en Madrid, centró toda su atención en las diferentes estrategias de las navieras de cruceros para superar este largo periodo sin actividad, provocado por la crisis del covid-19, y en cómo se preparan para afrontar el reinicio de sus viajes.

La organización del congreso también tuvo que adaptarse a estas extraordinarias condiciones y planteó un evento híbrido, el primero de la industria de cruceros que se celebra parcialmente presencial en 2020 y que pudo seguirse tanto en una plataforma online como en persona en el auditorio del Hotel Meliá Castilla, donde se reunieron en torno a 100 asistentes. En total, unos 600 congresistas siguieron el evento desde todas partes del mundo, marcando un nuevo récord para la organización. Entre los ponentes se encontraban los CEOs, presidentes y altos ejecutivos de grandes compañías de cruceros, científicos relacionados con el desarrollo de la vacuna del covid-19 y otros actores de la industria.

El ICS 2020 fue inaugurado por Eduardo Dehesa Conde, director general de turismo de la Comunidad de Madrid, Alfredo Serrano, director nacional de CLIA España y Belén González del Val, subdirectora de marketing de Turespaña.

El sector, que se encontraba en 2019 en pleno auge y esperaba un 2020 de récords, está sufriendo una crisis sin precedentes en la que, tanto los gobiernos europeos, como el de EE. UU., prohibieron su actividad desde la pasada primavera. Actualmente, solo los gobiernos de Italia, Alemania y Grecia han levantado estas prohibiciones y autorizado la operativa con fuertes restricciones. En España, solo se ha autorizado hasta el momento la operativa de una naviera en las Islas Canarias, pero Barcelona, primer puerto del Mediterráneo, sigue sin cruceros.

Los protocolos desarrollados por expertos en medicina y salud pública para las navieras, siguiendo las directrices de la guía publicada por la Unión Europea, EU Healthy Gateways, incluyen, entre otras medidas:

  • Test de covid-19 a todos los pasajeros en la terminal de embarque.
  • Test de covid-19 a todos los tripulantes antes de embarcar, además de cuarentena una vez a bordo antes de comenzar a trabajar, y finalmente, monitorización de su estado de salud y test covid-19 todas las semanas.
  • Capacidad de pasajeros reducida al 60% para permitir el distanciamiento social.
  • Uso de mascarillas donde no sea posible mantener la distancia.
  • Ventilación con aire fresco filtrado por filtros HEPA y sin recirculación.
  • Protocolos de aislamiento para casos sospechosos y áreas de aislamiento con ventilación independiente.
  • Y muchas otras medidas de prevención y limpieza. Actualmente se está trabajando en una versión revisada de la guía EU Healthy Gateways que verá la luz posiblemente a finales de mes.

El Profesor Gordon Dougan, de la Universidad de Cambridge, que es una de las eminencias más importantes del mundo en el desarrollo de vacunas, intervino para mostrar los puntos clave de estos procesos científicos y como se han acortado los plazos en la vacuna del covid-19 gracias a la tecnología de ARN mensajero, pero sobre todo, por los plazos administrativos, e incidió en que la vacuna por si sola no soluciona todo el problema, sino que debe ir acompañada de medidas higiénicas y preventivas como en cualquier enfermedad contagiosa.

Así, las navieras esperan poder reanudar sus viajes al menos parcialmente en 2021, aplicando los protocolos descritos y confiando en una mejora de la situación mundial gracias al inicio de la vacunación. Los directivos coincidieron en que hasta 2022 no se volverá al nivel de normalidad de 2019, con todos los barcos operando en los mares más populares del mundo. Se potenciarán rutas desde puertos de embarque accesibles en coche, pues inicialmente habrá menos disponibilidad de vuelos y muchos pasajeros evitarán volar. Además, habrá una mayor diversidad de puertos de escala, pues se prevé que con la aplicación de los protocolos del covid-19 muchos no puedan manejar varios barcos en el mismo día, así que hay grandes oportunidades para nuevos destinos. Al mismo tiempo, el comportamiento de algunos puertos al principio de la pandemia puede pasarles factura, pues Michael Thamm, CEO de Costa Group, dijo que “Debemos recordar que somos una sola industria. Hubo barcos que fueron rechazados por puertos por tener un pasajero enfermo a bordo, ni siquiera de COVID, sino de miedo y ansiedad. Hemos vivido momentos donde no hubo humanidad, y nuestra industria debe tenerla”.

Por motivos bien diferentes, pero relacionado con esos previsibles cambios de itinerarios, podríamos ver la vuelta de Cuba a las rutas de cruceros si el gobierno de Biden lo permite, mientras que, en Key West, un referéndum ha rechazado las escalas de grandes barcos.

Los directivos de navieras también señalaron la necesidad de que los turoperadores de excursiones en tierra implementen políticas agresivas de prevención de contagios por coronavirus, ya que de poco sirve tener un estricto protocolo a bordo si fuera del barco no se tiene el mismo cuidado.

En la segunda jornada del ICS, las navieras de pequeños cruceros de expedición tuvieron su protagonismo, y es que este sector está en plena explosión con nuevas navieras como Havila Voyages y Swan Hellenic, que están construyendo nuevos barcos.

Y por supuesto, también se escuchó la voz de los turoperadores y puertos, grandes afectados junto a las navieras en esta crisis sanitaria. Intercruises presentó sus innovaciones en materia digitalización y como esa estrategia le proporciona mayor flexibilidad en este entorno cambiante y, además, ayuda con la aplicación de medidas preventivas. En la sesión dedicada a como serán las excursiones en la “nueva normalidad” tanto navieras como turoperadores resaltaron que la prioridad ahora es la seguridad total, y que prevalecerá la contratación de guías que sean capaces de mantener el protocolo. Las adaptaciones que requieren las excursiones aumentan los costes operativos pero los turoperadores han encontrado plena colaboración por parte de las navieras y estos costes se están repartiendo entre los diferentes implicados.

En el último panel se analizaron las diferentes estrategias que las navieras adoptarán para atraer a los pasajeros de cruceros una vez que reinicie la actividad. El apoyo a las agencias de viaje será clave, así como las campañas de comunicación y publicidad, donde las redes sociales han aumentado su peso, pero, además, se ha adelantado la comercialización de los cruceros del año 2023. Otra de las claves que aportaron los directivos de navieras, es que irán poniendo en marcha barcos según aumente la demanda para poder mantener los precios en un buen nivel, lo que también revertirá en beneficios para los agentes de viaje en forma de comisiones más rentables.

El International Cruise Summit de Madrid sigue posicionándose como el congreso clave de la industria de cruceros mundial.

La batería de medidas incluye tests a todos los pasajeros y tripulantes, capacidad reducida, limpieza exhaustiva, aire fresco sin recirculación, y excursiones burbuja, entre muchas otras

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*