El PSOE pide que se exima a los pequeños negocios de Galaroza de pagar tasas e impuestos

Antonio Sosa, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Galaroza

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Galaroza, Antonio Sosa, ha presentado varias propuestas para que el alcalde, Antonio Moreno, de Cs, exima de sus obligaciones tributarias con el Consistorio a los autónomos y a los dueños de los pequeños negocios del municipio, que se ven “agobiados por la situación”. En una moción que se verá en el próximo pleno a celebrar este viernes, Sosa ha propuesto aprobar exenciones o bonificaciones de las tasas municipales para autónomos y negocios del pueblo, tales como el IBI e impuestos de vehículos, así como a los puestos de los mercadillos.

Además, en los acuerdos, se pide también eximir del pago de la tasa de ocupación de vía pública a los establecimientos que la están ocupando para el devenir de su actividad, tanto para el año 2020 como para el 2021, reflejando dicha circunstancia en los presupuestos que aún no están aprobados. A juicio de los socialistas, la obligación de las administraciones es ayudar en lo posible para que los efectos de esta crisis no sean tan traumáticos y “el ayuntamiento, como la administración más cercana, puede también contribuir perdonando los pagos de este tipo a los pequeños negocios del pueblo que son, en definitiva, los que le dan vida al municipio y sin los cuales no se puede pasar, tales son las tiendas de alimentación y productos de consumo diario o los bares y restaurantes”.

Además, el Grupo Municipal Socialista ha presentado otra moción relativa a la ocupación de la nave de la antigua cooperativa castañera, ya que “consideramos que podría ser destinada para que los distintos colectivos del pueblo puedan hacer uso de sus espacios para desarrollar allí actividades que no pueden realizar en otro lugar puesto que no disponen de sitios apropiados”, ha explicado Sosa.

La citada nave fue sometida a una reforma con el anterior gobierno socialista, “gracias a un plan de la Diputación de Huelva”, obra que se ha culminado en los primeros meses del actual mandato. Gracias a ello, señala Sosa, la nave “ha sido dispuesta en espacios independientes que permite a distintos colectivos estar al unísono sin molestarse, porque cada uno dispone de sus propias acometidas de luz y de agua y son áreas totalmente independientes unos de otros. Además, el patio que hay en el fondo puede ser usado como almacén para albergar utensilios y objetos de gran tamaño que no encuentran ubicación en las viviendas particulares de los asociados”.

Sosa ha dicho que espera que las mociones sean aprobadas porque “son cuestiones que redundarán en beneficio del conjunto de cachoneros y cachoneras. A todos nos interesa que no se cierren negocios porque queremos que nuestro pueblo prospere y que su economía no se vea mermada”. En cuanto al uso de la nave, “el que no tiene relación con una asociación, la tiene con una hermandad y al final todos nos vemos identificados en el uso de este espacio”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*