“Tras los más vulnerables, los más esenciales”: UPA pide tener en cuenta al campo en la vacunación

Personas mayores, en un centro de salud en un pueblo de Aragón. Foto: UPA

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha llamado a las autoridades sanitarias a contemplar en la campaña de vacunación las especiales casuísticas que se dan en el medio rural. UPA pide que se priorice a personas mayores, dependientes y con patologías previas, cuya situación es “más vulnerable” en el medio rural, ante la escasez de servicios sanitarios y de apoyo social.

A continuación, UPA cree que el pilar de la cadena agroalimentaria: los agricultores y ganaderos, y sus trabajadores y trabajadoras, incluyendo a los temporeros, deben tener prioridad en el acceso a la vacuna. “Una vez protegidos los más vulnerables, lo más inteligente es salvaguardar la salud de los más esenciales”, asegura UPA, “y ahí entramos los agricultores y ganaderos”.

Una labor esencial que debe ser protegida

Desde la organización agraria han recordado que la labor que realizan los agricultores y ganaderos es “absolutamente esencial”, al proveer de alimentos a toda la sociedad. Un trabajo que debe ser protegido y tenido en cuenta, también a la hora de diseñar el proceso de vacunación. “Lo más lógico es proteger antes a los más esenciales”, han declarado.

UPA ha vuelto a recordar las labores de apoyo que realizan los agricultores y ganaderos, así como el personal de las organizaciones agrarias, siempre que se les necesita, desinfectando las calles, retirando nieve, o realizando las múltiples gestiones que acometen para ayudar a los habitantes de los pueblos.

Desde el sector reconocen su preocupación por las campañas de la PAC o de los impuestos que se llevan a cabo estos días. “Miles de agricultores pasan por nuestras oficinas en estos días. Tomamos todas las medidas de seguridad en nuestras sedes, pero la realidad es que esperamos la vacuna como agua de mayo”, reconocen.

UPA va a remitir sus propuestas al Ministerio de Sanidad, así como a las comunidades autónomas, para que se tengan en cuenta las especiales características del medio rural en la campaña de vacunación.

 

Personas mayores, dependientes, agricultores, ganaderos y temporeros deben tener prioridad en el acceso a la vacuna. “Es indudable que en los pueblos somos más vulnerables”, aseguran desde UPA

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*