Otra taza de desasosiego

RECREATIVO: Nauzet Pérez; Miguel Cera, Jesús Valentín, Morcillo, Diego Jiménez; Yaimil Medina (Matheus Santana, 45´), Fran, José Antonio González (Antonio Leal, 80′), Alberto Quiles (Dani Molina, 58′); Chuli (Szymanowski, 64′),y Seth Vega (Sillero, 80′).

UD TAMARACEITE: Nauzet García; Aythami Álvarez, Alberto, David García, Jordan Capdevila (Ismael Fagir, 84′); Samuel Casais, Viera Pitu (Alexis, 32′); López Silva, Julio Báez (Segura, 32′), Juan Andrés (Jonathan Quintero, 32′); Asdrúbal.

Árbitro: Roberto Carralero Calvo (colegio madrileño). Expulsó con roja directa a Samuel Casais (84′), por el Tamaraceite. Mostró la cartulina amarilla a Chuli (44′), José Antonio González (54′), Diego Jiménez (68′), Fran (75′), por el Recre.

Goles:

1-0 (8′) Yaimil Medina

2-0 (13′) Yaimil Medina

2-1 (73′) Jonathan

2-2 (94′) Alberto

Incidencias: Partido correspondiente a la 17ª jornada en el grupo IV (subgrupo A) de la Segunda División B disputado en el estadio Nuevo Colombino, que albergó a unos 800 aficionados. Al término del partido un grupo de aficionados increpó a los jugadores a su salida del parking del estadio.

El Decano protagonizó otro episodio más del drama en el que se ha convertido la temporada para las huestes albiazules. Cuando todo hacía indicar una mañana plácida en el Nuevo Colombino, todo acabó con negros nubarrones en el horizonte de una entidad que vive uno de los peores momentos de su longeva historia.

Y lo más desconcertantes, es que el partido se puso muy de cara a los trece minutos cuando el marcador del coliseo de la Ría indicaba un rotundo 2-0 para los onubenses con el doblete de Yaimil Medina.

Pero a la media hora de juego, el golpe de timón del técnico insular, Chus Trujillo, iba a cambiar el rumbo del encuentro. El triple cambio introducido por el técnico foráneo dio vida a su equipo que antes del descanso ya dio atisbos de reacción.

Pero fue en la segunda mitad donde el Tamaraceite monopolizó el dominio de la pelota comandado por el onubense López Silva y el exrecreativista Robaina. Ambos formaron un asociedad letal para el Recreativo, que vio como su rival acortaba distancias a 17 minutos del final y, a pesar de estar con un jugador menos por la expulsión de Samuel Casais, tuvo futbol sufic8inete para empatar cuando el partido languidecía. Bronca, decepción, desilusión y otra vuelta de tuerca a la paciencia de la afición recreativista.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*