Nuevo varapalo a las Agencias de Viajes andaluzas al mantener el cierre perimetral entre provincias

La situación se hace insostenible entre las empresas y autónomos del sector más duramente castigado en cuanto a caída de facturación e ingresos, con más de un año sin ventas y sin recibir ayuda alguna

Las Agencias de Viajes de Andalucía esperaban un cierto alivio con las vacaciones de Semana Santa, de cara a generar ingresos gracias al turismo de proximidad. Estas expectativas se han venido al traste con el anuncio por parte del Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, del mantenimiento de los cierres perimetrales en el ámbito provincial.

“Las medidas anunciadas ayer suponen un balón de oxígeno para algunos sectores, pero el nuestro queda de nuevo gravísimamente afectado por el mantenimiento de las restricciones a la movilidad” indican desde la Federación Andaluza de Agencias de Viajes. “Más de un año soportando una caída en la facturación superior al 90% de media, teniendo a la mayoría de nuestras plantillas en ERTE y los autónomos en situación de cese de actividad, con las oficinas cerradas o abiertas en horario muy restringido. Y todo ello sin recibir ningún tipo de ayuda, por más que sean anunciadas reiterativamente. Con los anuncios de ayudas no mantenemos el tejido productivo y el empleo: hacen falta que lleguen de manera efectiva e inmediata”.

Siguiendo con esta cuestión, hacen una reflexión en el sentido de que la Junta de Andalucía lleva realizando anuncios que no terminan de concretarse. “En diciembre de 2020, el Vicepresidente Juan Marín dijo que iba a haber más de 46 millones para ayudar a hoteles y agencias de viajes, mencionando a estos sectores como los más fuertemente golpeados. Pero más de tres meses después dichas ayudas no han sido aprobadas ni convocadas. La sensación de ser un sector olvidado y abandonado es total”.

Lamentan que esta situación conlleve el cierre definitivo de muchos negocios y la pérdida de miles de puestos de trabajo. “Las Agencias de Viajes tienen que prestar un servicio fundamental para la recuperación del turismo, pero va a ser imposible lo puedan hacer si finalmente el sector queda desmantelado”, afirman. Piden una actuación más contundente, urgente e inmediata para conseguir salvar al sector.

La situación se hace insostenible entre las empresas y autónomos del sector más duramente castigado en cuanto a caída de facturación e ingresos, con más de un año sin ventas y sin recibir ayuda alguna

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*