El proyecto de Cooperación en Burkina Faso aumenta la dotación de los microcréditos para mujeres rurales

En marcha la tercera fase del proyecto en Bosassa, financiado por la Diputación, el Ayuntamiento de Cumbres Mayores y la Asociación Cumbreños con Burkina

Una mujer con su hijo en Burkina Faso (África), el tercer país más pobre del mundo

Desde finales del pasado año está en marcha la tercera fase del proyecto ‘Desarrollo productivo de las mujeres asociadas al centro de formación en Boassa, Burkina Faso (África)’, que desde 2018 financian la Diputación de Huelva, a través del Servicio de Cooperación Internacional, el Ayuntamiento de Cumbres Mayores, y la Asociación Cumbreños con Burkina.

Esta colaboración en el tiempo ha permitido el avance y un alcance más amplio de este proyecto en el tercer país más pobre del mundo, según el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Entre los objetivos de esta tercera fase destaca el aumento de la partida presupuestaria destinada a los microcréditos de de los objetivos marcados: la Formación de las Profesoras del Centro y los Microcréditos para las mujeres de la localidad. Esta línea de microcréditos ha permitido la puesta en marcha de 28 negocios locales regentados por mujeres. Veintiocho familias que han conseguido un trabajo que garantiza la alimentación de los miembros de cada unidad familiar, donde además hay un amplio abanico de actividades: el diseño de paños tradicionales en telares artesanos, comida ambulante, venta de carbón, venta de escobas, etc.

Esta actuación beneficia tanto al centro como al propio poblado, ya que se contribuye al bienestar de una sociedad marcada por la inaccesibilidad de ayudas directas para la creación del tejido empresarial en la zona. Los microcréditos del proyecto rompen con todas estas barreras y contribuye directamente a mejorar la calidad de vida de las mujeres emprendedoras de las zonas rurales.

Esta aportación económica se va devolviendo en cómodos plazos con un incremento porcentual por parte de las mujeres beneficiarias por lo que invertir parte del presupuesto anual a iniciativas como ésta son garantía de futuro para una sociedad con pocos recursos, garantizando un acceso directo a ayudas empresariales que repercuten directamente en la subsistencia y empoderamiento de las mujeres burkinesas y sus familias.

En esta tercera fase 2020/2021 se propone mejorar la accesibilidad del centro de formación y escolar de todos sus usuarios con la construcción de un camino comunitario de varios kilómetros; mejorar la instalación eléctrica del centro ydigitalizar el centro.

Otro objetivo fundamental de este proyecto, heredado de fases anteriores, es continuar garantizando la alimentación de los menores que participan de una forma activa en el centro. Para este curso escolar 2020-2021, se cuenta con 93 niños matriculados, los cuales continuarán accediendo a una educación y a la vez a una correcta alimentación con un vaso de leche matinal y una comida al día. Aquí se incrementará el número de menores que acceden a este servicio con un total de 101.

Asimismo, se continuará con la introducción de mejoras en la situación laboral de los 16 trabajadores necesarios para el correcto funcionamiento del centro, así como con los cursos formativos para las monitoras de la costura. Dichos cursos puestos en marcha han tenido un resultado muy positivo tanto en el aprendizaje de nuevas confecciones como una oportunidad de mejora en las condiciones de vida.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*