La fabricación de motores, hormigón y aparatos domésticos, ramas más afectadas por la pandemia

La fabricación de motores es uno de los sectores que se han visto más perjudicados por la crisis sanitaria
La fabricación de motores, generadores y transformadores eléctricos, la producción de elementos de hormigón, cemento y yeso o la elaboración de aparatos domésticos son los segmentos industriales que más se han visto perjudicados por la crisis sanitaria del Covid-19. Así se recoge en un estudio realizado por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), dependiente de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, en el que se mide el impacto de la pandemia en 181 ramas de los sectores de la industria, servicios y construcción a través de un indicador sintético.

En el cálculo de dicho indicador para la industria se han considerado dos aspectos. El primero está relacionado con el empleo, medido con la tasa de variación anual de 2020 con respecto a 2019 de las horas efectivas para eliminar el criterio distorsionador de los ERTE y ponderada con el peso relativo del sector. Y el segundo representa la posición competitiva de los sectores, en función de las exportaciones de bienes. En el caso de la construcción y los servicios, el indicador incorpora la información relativa a las horas efectivas.

En virtud de ese indicador, en la industria, la fabricación de motores, generadores y transformadores eléctricos destaca como la rama más perjudicada, con un valor de 26,273 puntos. Le siguen la producción de elementos de hormigón, cemento y yeso (25,913), de aparatos domésticos (23,418) y de productos cerámicos refractarios (20,354). A continuación, se sitúan la fabricación de ordenadores y equipos periféricos (18,823), el procesado y conservación de pescados, crustáceos y moluscos (15,904), la elaboración de otros productos de primera transformación del acero (15,734), industrias extractivas (15,023), el refino de petróleo (14,746) y la fabricación de otros productos metálicos (13,714).

También en el sector industrial, los segmentos que menos han notado la incidencia negativa del Covid-19 son la fabricación de componentes electrónicos y circuitos impresos ensamblados (-60,917), de productos de caucho (-21,448), industrias manufactureras (-10,085), producción de jabones, detergentes y otros artículos de limpieza (-8,334) o elaboración de pesticidas y otros productos agroquímicos (-5,920). También se incluyen en esta clasificación la fabricación de otros productos alimenticios (-1,838), de otra maquinaria de uso general (-2,459) y de cisternas, grandes depósitos y contenedores de metal (-4,931).

Sectores servicios y construcción

En este análisis también se establece que las ramas características de la actividad turística son las que presentan un mayor valor en el indicador, y por tanto, las que peor se han comportado. Esta clasificación la lideran los restaurantes, con un valor de 2,267, y los hoteles y alojamientos similares, con 1,656. A continuación, se sitúan los establecimientos de bebidas (0,617), otro transporte terrestre de pasajeros (0,395) y actividades de agencias de viaje y operadores turísticos (0,301).

Otras ramas como el comercio al por menor de otros artículos de uso doméstico en establecimientos especializados (0,275), las instalaciones eléctricas, de fontanería y otras instalaciones en obras de construcción (0,248) o el comercio al por menor no realizado ni en establecimientos ni en puestos de venta ni en mercadillos (0,198) son actividades también severamente perjudicadas.

Los segmentos con menor valor se corresponden en su mayoría con actividades que no cesaron durante el ejercicio 2020 al ser consideradas esenciales. En este extremo, destacan las actividades hospitalarias (-0,514), educación primaria (0,488), comercio al por mayor de productos alimenticios, bebidas y tabaco (0,316), actividades de limpieza (-0201) y el comercio al por menor de productos alimenticios, bebidas y tabaco en establecimientos residenciales (-0,155) y la investigación y desarrollo experimental en ciencias naturales y técnicas (-0,155).

Apoyo a los sectores del comercio y la artesanía

La Consejería de Transformación Económica ha puesto en marcha o tiene en desarrollo una batería de medidas de apoyo a los sectores del pequeño comercio y la artesanía, severamente castigados por la crisis sanitaria, que superan los 104 millones de euros en ayudas. Estos incentivos tienen como finalidad favorecer su recuperación ante la crisis sanitaria, así como su modernización y adaptación al entorno digital para poder competir con las grandes plataformas de venta online.

En la actualidad, está abierta hasta el próximo 6 de mayo la convocatoria de 79,2 millones para dotar de liquidez y evitar el cierre definitivo de establecimientos con ayudas de 3.000 euros. A esta línea se suman los once millones dirigidos a la modernización, transformación digital, relevo generacional y reactivación de las pymes comerciales y artesanas andaluzas ante la pandemia y los 2,5 millones para impulsar el asociacionismo comercial. Previstas para este año 2021 también se contemplan 3,6 millones del programa de ayudas en especie dirigido a fomentar el uso de herramientas digitales en las pymes comerciales andaluzas y tres millones para que los ayuntamientos promuevan la modernización del comercio minorista.

Empresas inscritas en la Seguridad Social

Por otro lado, el número de empresas inscritas en la Seguridad Social y sus trabajadores muestran en Andalucía al cierre del mes de marzo tasas de crecimiento interanual que duplican la media en España, según se extrae del ‘Observatorio Económico Semanal de la Junta de Andalucía’  presentado por la Consejería de Transformación Económica al Consejo de Gobierno.

Las firmas registradas en la Seguridad Social en la comunidad en ese periodo se sitúan en 238.745 entidades y las personas empleadas alcanzan los 2.084.210 trabajadores. Comparado con marzo de 2020, se ha producido un incremento del 7,5% en empresas, con 16.567 más; y del 5,6% en el número de trabajadores, con 110.951 personas más. Se trata de ritmos que duplican ampliamente los observados en el conjunto de España (3% y 2%, respectivamente).

Un informe de Transformación Económica indica que, en el ámbito de los servicios, restaurantes, hoteles y agencias de viaje también están perjudicadas

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*