El Pleno da este lunes luz verde definitiva a la ordenanza de uso y disfrute de la Playa del Espigón

y a su Plan de Seguridad y Salvamento

Playa de El Espigón

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huelva lleva al Pleno de este lunes la aprobación definitiva de la Ordenanza Reguladora del Uso y Disfrute de la Playa del Espigón, un instrumento de “concienciación, convivencia y gestión eficaz” de un espacio natural que se viene potenciando desde el Consistorio “y que cada año registra más afluencia”.

El teniente alcalde de Urbanismo, Medio Ambiente y Transición Ecológica, Manuel Gómez Márquez, ha agradecido las aportaciones de los grupos municipales al texto normativo que se aprobó inicialmente en el Pleno de febrero, orientado a determinar los distintos usos de la playa, “de manera que la visita a la misma se convirtiese en una experiencia cómoda, segura y placentera para cualquier onubense o turista que quiera disfrutar de un entorno privilegiado”.

Una norma que el Consistorio onubense asume desde “la responsabilidad que supone gestionar un espacio singular que forma parte del Paraje Natural de Marismas del Odiel, velando por  mantener esta playa en condiciones de excelencia tanto en el aspecto ambiental, como de higiene, seguridad y salubridad y estableciendo unas reglas de uso y disfrute en los aspectos que recaen dentro de nuestras competencias”. Así, se establecen normas de higiene en las zonas de baño, emplazamientos de actividades, presencia de animales, pesca, práctica de juegos y deportes, varada de embarcaciones, venta no sedentaria, circulación de vehículos, etc.

Asimismo, como ha avanzado, por su parte, el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Huelva, Luis Albillo, a esta sesión plenaria se elevará por parte del equipo de Gobierno la propuesta relativa al Plan de Seguridad y Salvamento de la Playa del Espigón.

Una herramienta “fundamental -que integrará en el Plan de Emergencia Municipal de Huelva- que recoge los mecanismos de actuación para dar una respuesta rápida y eficaz a cualquier incidencia desde la coordinación entre Protección Civil, Policía Local, Bomberos y emergencias sanitarias, dotando a la playa durante toda la temporada de embarcación de salvamefnto y ambulancia; además de un mínimo de 4 socorristas acuáticos, de modo simultáneo, un patrón de embarcación y un jefe de turno que designe como encargado la empresa adjudicataria”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*