Moguer refuerza el dispositivo para evitar las fiestas ilegales en la zona de la Fontanilla de Mazagón

El Ayuntamiento ha realizado una limpieza exhaustiva la zona de la Fontanilla

El Ayuntamiento de Moguer ha reforzado en colaboración con la Guardia Civil el dispositivo de seguridad para evitar las fiestas ilegales que se están produciendo en el entorno del antiguo Camping La Fontanilla de Mazagón, donde las concentraciones de jóvenes sin respetar las medidas preventivas contra el Covid ponen en peligro su propia salud, y suponen “un verdadero atentado medioambiental por la cantidad de basuras y residuos que se tiran de forma indiscriminada en un paraje de gran valor natural y paisajístico”.

El consistorio moguereño ha realizado también una limpieza exhaustiva de la zona recogiendo todas las basuras desperdigadas por el entorno del antiguo camping de manera que ahora el paraje ha recuperado su aspecto normal.

Según se ha establecido en la reunión de trabajo que han mantenido esta mañana el alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, el concejal de Seguridad Ciudadana José Jiménez y responsables de la Policía Local, junto con el jefe del puesto principal de la Guardia Civil de Moguer, Agustín G. y otros mandos del instituto armado, durante el fin de semana se desarrollará un operativo conjunto que controlará el paso de vehículos a la zona de la Fontanilla a la que no se podrá acceder en horario nocturno, evitándose así que se concentren en este paraje vehículos y personas que, con su actitud irresponsable, ponen en peligro su salud, la de sus amigos y familiares, y también atentan contra el medio natural arrojando todo tipo de residuos y basuras al suelo.

Especialmente preocupantes en este sentido son los vidrios de botellas y vasos que dejan tras de sí estas concentraciones multitudinarias, ya que estos materiales se convierten en esta época de altas temperaturas, en un verdadero peligro de incendio para nuestros montes.

Además de realizar una campaña a través de las redes sociales intentando concienciar a la población sobre la necesidad de respetar el privilegiado entorno de nuestra playa, el consistorio moguereño ha procedido a la limpieza exhaustiva de la zona que se había convertido en un verdadero basurero gracias a la actitud irresponsable de quienes participan en estas fiestas ilegales en las que se infringe tanto la normativa sanitaria como la medioambiental.

Hay que recordar que la zona del antiguo camping La Fontanilla no es una bajada habilitada a la playa por parte del Ayuntamiento de Moguer, ya que carece de un acceso seguro para los bañistas, por lo que no está dotada con señalización, itinerarios seguros o papeleras como sí lo están la Playa del Parador o la bajada de Rompeculos.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*