Culmina una semana sin ningún nuevo caso de virus del Nilo Occidental en Lepe

gracias a la intensificación de los trabajos de tratamiento y control de mosquitos

El Consistorio recuerda a la población la necesidad de adoptar medidas de prevención ambientales y de protección para evitar posibles focos o picaduras
El Ayuntamiento de Lepe ha intensificado los tratamientos y los trabajos de control de mosquitos a lo largo de toda la semana, tras la detección el pasado viernes de un caso de virus del Nilo en un caballo dentro de un radio de 1.500 metros del casco urbano lepero, y el consiguiente paso del nivel de riesgo 2 al nivel 4.

Estos trabajos, llevados a cabo por el Servicio de Control de Mosquitos (SCM) de la Diputación de Huelva gracias al convenio que el Ayuntamiento de Lepe tiene suscrito con esta entidad y que financia con 66.000 euros anuales, se han desarrollado en numerosos puntos del término municipal con especial atención a las zonas propensas a convertirse en foco de estos insectos. Gracias a ello no hay constancia de que se hayan producido en el municipio nuevos casos de virus del Nilo Occidental, que se propaga a través de la picadura de mosquitos infectados.

Asimismo se han realizado labores de toma de muestras de mosquitos adultos y caracterización de las especies, en aplicación del Plan Municipal de Vigilancia y Control Integral de Vectores de la Fiebre del Nilo Occidental (PMVCV).

A fin de evitar nuevos casos del virus del Nilo en la zona, desde el Ayuntamiento de Lepe se considera esencial la sensibilización de la población en la prevención y el control de los mosquitos en el medio urbano, ya que gran parte de los hábitats larvarios se encuentran en espacios privados, de ahí que el Consistorio lepero haga un llamamiento a la colaboración del sector agrícola y del colectivo aficionado a los caballos, para que extremen la prevención.

En este sentido, el Ayuntamiento de Lepe vuelve a recordar las medidas básicas de control de mosquitos, que pueden resultar significativamente exitosas, tales como:

– Deshacerse del agua estancada que pudiera haber alrededor de las viviendas (en macetas, floreros, barriles, bidones, cubos, recipientes de agua para mascotas, caballos, etc.).

– Proteger la piel y la ropa con repelentes para insectos que contengan la sustancia DEET.

– Evitar hacer actividades durante el amanecer y el atardecer porque es la franja horaria en la que los mosquitos están más activos. En todo caso usar ropa holgada, larga y de colores claros.

– Mantener puertas y ventanas cerradas o con malla, usar difusores eléctricos y apagar luces en terrazas y jardines cuando éstas no sean necesarias.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*