Las procesiones vuelven a las calles de Huelva tras retomarse la normalidad del culto externo

El Patrón San Sebastián por las calles de Huelva

Los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Sevilla, entre los que está el Obispo de Huelva, han aprobado una serie de medidas con respecto a la “conveniencia de retomar la normalidad del culto externo”, entre las que se encuentra la celebración de procesiones en las calles, siempre de acuerdo con las autoridades civiles y cumpliendo la normativa que haya en vigor en cada momento.

Según un comunicado de los Obispos, “el curso favorable de la situación sanitaria derivada de la pandemia del Covid-19, con un descenso de contagios y el avance de la vacunación como aspectos más destacados de esta tendencia positiva, ha llevado a los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Sevilla (Sevilla, Asidonia-Jerez, Cádiz y Ceuta, Canarias, Córdoba, Huelva y Tenerife) a plantear la actualización de las disposiciones canónicas vigentes en estas diócesis. Damos gracias a Dios, a quien hemos clamado constantemente, y a su bendita Madre, por escuchar nuestra oración”.

En consecuencia, las diócesis han considerado la conveniencia de retomar la normalidad del culto externo, tal como se ha empezado a hacer de manera puntual en algunos lugares. No obstante, desde las diócesis se reitera el llamamiento a los fieles para que sigan atendiendo las disposiciones y recomendaciones que emanan de las autoridades competentes, “un presupuesto que ha resultado fundamental para poder afrontar el regreso a la normalidad en el culto”.

Al mismo tiempo, se agradece públicamente la colaboración de los fieles en estos meses en los que el culto interno y externo se ha visto afectado de forma relevante.

En el caso de la Diócesis de Huelva, permanece vigente el Decreto sobre el uso de la vía pública para actos religiosos tras el cese del estado de alarma, de fecha 13 de mayo de 2021 y firmado por el vicario general, P. Emilio Rodríguez Claudio, OSA, que expresa la obligatoriedad de solicitud del acto público adjuntando el permiso taxativo y por escrito de la autoridad municipal competente y el visto bueno favorable del párroco.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*