El tribunal también condena al exconsejero de Empleo Antonio Fernández como autor de un delito continuado de prevaricación y un delito de falsedad en documento oficial, ambos en concurso medial con un delito de malversación de caudales públicos, y le impone siete años y un día de prisión e inhabilitación absoluta durante 17 años y 15 días.

En el caso del ex director general de Trabajo Juan Márquez, la condena es como autor de un delito de prevaricación y un delito de falsedad en documento oficial, ambos en concurso medial con un delito de malversación, y le impone cuatro años y un día de cárcel y diez años y un día de inhabilitación absoluta. Márquez une esta condena a la que ya tiene de siete años de cárcel y 18 años de inhabilitación por la citada sentencia del ‘procedimiento específico’.