Las aguas de baño de las playas onubenses se encuentran en niveles de calidad adecuados

Atardecer en la playa de Ayamonte

Las aguas de baño de las playas onubenses se encuentran dentro de los niveles de calidad establecidos, según el informe que ha elaborado la Consejería de Salud y Consumo durante la segunda quincena de junio sobre el estado del litoral en temporada de baño veraniega. Este estudio se basa en los análisis realizados por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica.

En la provincia de Huelva, se han realizado 50 muestreos en 50 puntos censados, repartidos en 25 zonas de baño de 9 municipios. Las muestras de agua han sido analizadas para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente, como los macroscópicos, transparencia, color, aceites minerales, presencia de espumas persistentes y sólidos flotantes, restos orgánicos y cualquier otro residuo –de cristal, plástico, caucho, madera–, que pueda afectar a la salubridad de las aguas y se considere de interés sanitario.

En toda Andalucía, la Consejería ha vigilado 380 puntos de muestreo en 276 zonas de baño marítimas y 24 zonas de baño continentales.

Por provincias, además de en Huelva, en Almería se han realizado un total de 91 muestreos en los 91 puntos censados, que se encuentran repartidos en 78 zonas de baño de 13 municipios almerienses. Por su parte, en Cádiz se han realizado 81 muestreos en 79 puntos censados, repartidos en 58 zonas de baño de 16 municipios, siendo declarada no apta la Playa de Zahara de los Atunes por presencia de vertido de aguas residuales procedente de la EDAR de Atlanterra y se ha prohibido el baño en 50 metros a cada lado del vertido.

En Granada se han realizado 38 muestreos en los 38 puntos censados que se encuentran en 30 zonas de baño de 10 municipios. Finalmente, en la provincia de Málaga, han sido un total de 97 muestreos en 97 puntos censados, que se encuentran repartidos en 85 zonas de baño de 14 municipios.

En el caso de las zonas de baño continentales, el muestreo se ha llevado a cabo en la Balsa Cela en Lúcar, Almería; en la provincia de Córdoba en el Embalse de la Breña II y en la Presa de la Colada, ésta última declarada no apta por la presencia de especies de cianobacterias potencialmente tóxicas para la salud. En Granada se han analizado las aguas de los Embalses de Cubillas en Albolote, Bermejales en Arenas del Rey, Embalse Negratín en Cuevas del Campo y el Manantial de Fuencaliente en los municipios de Huéscar y Orce, y en el Río Tobar de Los Guájares; en Cádiz el embalse de Arcos de la Frontera, embalse de Bornos y el río Arroyomolinos de Zahara; en Málaga el Embalse del Conde del Guadalhorce, en Ardales, y el manantial Hedionda de Casares; en Jaén el embalse Encinarejo y el río Jándula, ambos en Andújar, el embalse Rumblar de Baños de la Encina, el río Borosa en Santiago-Pontones, el Arroyo de los Molinos y el Río Guadalimar, ambos en Siles, el río Aguascebas de Villacarrillo, y el Río Guadalquivir a su paso por Villanueva del Arzobispo y por Cazorla; en Sevilla se ha analizado el agua de la Rivera del Huéznar, en San Nicolás del Puerto, también declarada apta.

Este informe sobre la calidad sanitaria de las aguas, que indica su aptitud y en su caso, informa sobre recomendaciones o prohibiciones de baño, se emitirá periódicamente cada quince días a lo largo de la temporada estival y estará disponible para su consulta pública a través de la web de Consejería de Salud y Consumo hasta que finalice la temporada de baño el 30 de septiembre.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*