Amplían a 73 millones la fianza a los responsables de la carbonera donde se habría originado el incendio de Moguer

El origen del fuego pudo estar en el contacto de partículas de carbón vegetal

Imagen aérea de Doñana tras el devastador incendio

El Juzgado de Instrucción número 2 de Moguer (Huelva) ha ampliado a 73,2 millones de euros la fianza que solicita al administrador único y a un colaborador en funciones de dirección de la carbonera ubicada en la localidad, supuestamente donde se originó el incendio en el paraje de ‘La Peñuela’ el pasado 24 de junio, según la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIFF).y que afectó a 8.486 hectáreas en el entorno de Doñana.

Esta cantidad es la que ha cifrado la Consejería de Medio Ambiente tras sumar los daños causados por el incendio y según el juzgado, se trata de una nueva petición al personarse nuevos perjudicados, cuyos daños también deberán en su caso ser cubiertos. Pero el juzgado no solo exige una ampliación de la fianza, sino también un requerimiento de la misma para la carbonera, por tratarse de una persona jurídica, responsable civil subsidiaria a la que se le presume mayor capacidad económica. Y es que, para el juez, estos hechos suponen indicios racionales de criminalidad por un delito de incendio forestal imprudente.

El informe de la BIFF

El informe de la BIFF apunta a que el origen del fuego pudo estar en el contacto de algunas partículas de carbón vegetal, producidas horas antes del incendio, que se convirtieron en ascuas por el viento, entrando en contacto con la vegetación. Además, el informe indica que la carbanoería “no cuenta con las medidas de seguridad adecuadas para minimizar y evitar cualquier situación de riesgo” y que no cumplía con algunas condiciones que la Consejería solicita en la autorización de su actividad. Por otro lado, la empresa, de acuerdo al informe de la BIFF, contaba con doce hornos, cuando sólo tenía tres autorizados.

Son éstas algunas de las razones por las que el juez ha optado por ampliar la fianza hasta los 73 millones de euros, destacando que sólo la extinción ha supuesto un coste cercano a los 1,5 millones de euros, a lo que hay que sumar los daños ocasionados a perjudicados, entre ellos, el camping Doñana y usuarios del mismo.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio destaca en un informe que el cómputo de los aprovechamientos forestales asciende a 71,03 millones de euros, sin contar los gastos de extinción, cifrados en 1,5 millones. Este incendio afectó a los municipios de Palos de la Frontera, Lucena del Puerto, Almonte y Moguer, este último el más afectado, además del Espacio Natural de Doñana.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*