El arzobispo de Madrid llama a los rocieros a “recuperar la memoria de cómo se vive como hermanos”

Miles de peregrinos asisten a la Misa de Pentecostés en la aldea almonteña

Misa de Romeros en la aldea almonteña

Miles de romeros han asistido este domingo a la Misa de Pentecostés en la Real de la aldea, presidida por el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro y el obispo de Huelva, José Vilaplana.

La presencia de Osoro en la aldea almonteña se debe a que éste es el primer Rocío que se celebra tras la declaración de la ermita como Santuario Nacional por la Conferencia Episcopal. El arzobispo de Madrid ha llamado a los rocieros a “recuperar la memoria de cómo se vive como hermanos”, a “cuidarse los unos a los otros” y a “afrontar la vida sin miedos, a ser libres”.

De igual modo, ha pedido a María que “aparte de nuestros corazones la discordia, algo que urge en nuestra convivencia, en nuestra casa común, que es nuestro mundo” y a que “nos enseñe a cuidarnos los unos a los otros, a ser pueblo de Dios en marcha”, entendiendo que “este ha de ser el rasgo de los hombres de Dios, cuidar a todos los hombres nos hace verdaderamente católicos”.

Durante la misa, se han podido ver banderas blancas y amarillas, alusivas al Vaticano, para recordar los 25 años de la visita del Papa Juan Pablo II a la aldea almonteña.

La eucaristía, cantada por el Coro de la Hermandad  del Rocío de Bormujos (Sevilla), ha contado con la participación de las 121 filiales, que han acudido a la cita con sus simpecados e insignias.

Al final de la homilía, las 121 hermandades filiales han renovado su compromiso con la Blanca Paloma, pasando los presidentes y hermanos mayores ante un libro con la leyenda “creemos en todos y cada uno de los dogmas adorables de nuestra sacrosanta religión, católica, apostólica y romana, única verdadera, y estamos dispuestos a derramar por ella hasta la última gota de nuestra sangre si fuese necesario”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*