Ciudadanos reclama más efectivos de la Guardia Civil ante el “repunte” de robos en fincas agrícolas de Isla Cristina

Recuerda la importancia agrícola de la provincia de Huelva

Julio Díaz se ha reunido con propietarios de fincas afectadas por robos

El portavoz provincial de Ciudadanos en Huelva, Julio Díaz, ha reclamado que se incrementen los efectivos de la Guardia Civil ante el “repunte de robos” en las fincas agrícolas dedicadas al cultivo de cítricos ubicadas en el término municipal de Isla Cristina.

Díaz, que ha mantenido un encuentro con propietarios de algunas de las fincas afectadas, ha argumentado que en plena campaña de recogida del mango, “hemos constatado que los robos en el campo se siguen sucediendo con total impunidad todos los días”.

El portavoz onubense ha resaltado que la Guardia Civil “acude con presteza cada vez que alguno de los empresarios avisa de robos y vigilan con los pocos efectivos que tienen”. No obstante, señala que los efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado “no han dejado de mermarse en los últimos años en toda la provincia”, por lo que ha exigido “que se tenga en cuenta la importancia agrícola de Huelva, la importante apuesta por la innovación por parte de los empresarios y el trabajo de los temporeros” y que “los efectivos se dimensionen al crecimiento de la agricultura en la provincia”.

Por su parte, el coordinador y portavoz de Ciudadanos en Isla Cristina, Andrés Aguilera, ha criticado la “incapacidad manifiesta y la desidia” del Ayuntamiento de la localidad ante “las continuas denuncias” de los agricultores, que “llevan años exigiendo que se fiscalice la venta de frutas robadas, porque el sector tiene constancia de que se estarían vendiendo en Isla Cristina y pueblos cercanos en las fincas”.

Aguilera considera que una buena medida sería “pedir factura y no albaranes a quien las vende”. Los robos en las fincas “no solo provocan destrozos en los árboles frutales, sino que pueden afectar a la salud humana al venderse estos productos tratados con fitosanitarios sin garantía de que sean aptos para el consumo”, ha abundado.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*