El precio de los carburantes mantiene la espiral bajista en el inicio del nuevo año

El del gasóleo se acerca a la cota del euro, que no toca desde agosto de 2016

Continúa la tendencia bajista de los precios de los carburantes

El precio del litro de gasóleo ha arrancado el año 2019 manteniendo su espiral bajista, encadenando así dos meses de caídas y acercándose a la cota del euro, que no toca desde agosto de 2016. En el caso de la gasolina, también mantiene esa tendencia a la baja en el precio medio del litro.

En concreto, el precio medio del litro de gasóleo se ha abaratado casi un 3% desde finales del año pasado, para situarse en los 1,129 euros, su nivel más bajo desde el pasado mes de marzo, según datos del Boletín Petrolero de la UE.

Desde lo máximos anuales de 2018 que tocó el pasado mes de octubre, el precio del gasoil, cuya tributación prevé encarecer el Gobierno este año a través de un impuesto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), acumula un abaratamiento del 12%. No obstante, actualmente ya hay gasolineras en el territorio nacional que están vendiendo el litro de gasóleo en el surtidor por debajo del euro.

En el caso de la gasolina, el precio medio del litro, se sitúa esta semana en los 1,179 euros, después de haberse abaratado un 2,64% desde finales de diciembre.

Con respecto a los máximos de octubre, el precio del litro de gasolina acumula una bajada del 13%, para marcar su nivel mínimo desde julio de 2017.

Esta caída en los precios de los carburantes en los últimos meses ha ido de la mano del descenso en el precio de la cotización del petróleo. Este jueves, el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotizaba por encima de los 60,7 dólares, mientras que el Texas americano se intercambiaba a unos 51,7 dólares.

La gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio medio de venta al público del litro de combustible Euro-Súper 95 se sitúa en 1,332 euros y 1,368 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta de media 1,288 euros en la UE y 1,279 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*