Opinión



China anuncia que ha probado “con éxito” la vacuna contra el coronavirus en animales y que comienza ensayos clínicos con personas

La cifra de fallecidos en España en la peor de todos los países que sufren el coronavirus.

El Ministerio de Defensa de China, según recogen distintas agencias informativas, ha comunicado a través de su página web que desarollló con éxito una vacuna contra el coronavirus en animales y que se ha autorizado el ensayo clínico con personas para comprobar su eficacia. Los científicos chinos aceleraron el desarrollo de las vacunas contra COVID-19 mediante cinco métodos, que incluyen la vacuna inactivada, la vacuna de subunidades de ingeniería genética, la vacuna basada en vectores de adenovirus, la vacuna de ácido nucleico y la vacuna basada en vectores virales de gripe, detalló Wang Junzhi, académico de la Academia de Ingeniería de China.

Wang indicó que la seguridad de las vacunas fue prioritaria en la investigación y el desarrollo.  Ahora se espera que la mayoría de los equipos completen la investigación preclínica en abril, en tanto que algunos están avanzando más rápido, dijo Wang.

Algunos grupos de investigación comenzaron a reclutar voluntarios y presentaron solicitudes para realizar ensayos clínicos a la Administración Nacional de Productos Médicos, agregó el académico.

Wang también dijo que la investigación y el desarrollo de las vacunas contra COVID-19 en China, a un ritmo no menor que otros países, se realizaron de manera científica, estandarizada y ordenada.

La vacuna basada en vectores virales de gripe se encuentra actualmente en experimentación con animales para pruebas de seguridad y eficacia, mientras que la presentación de solicitudes para realizar ensayos clínicos está programada para finales de abril, dijo Lei Chaozi, funcionario del Ministerio de Educación.

La experimentación con animales para la vacuna de subunidades basada en proteínas recombinantes también está en marcha y China es capaz de producir proteínas de alta calidad y pureza para fabricar vacunas a gran escala, según Lei.

EL VIRUS RESISTE DÍAS EN AEROSOLES Y EN SUPERFICIES

El virus que causa la enfermedad por coronavirus, covid-19, permanece estable durante varias horas o días en aerosoles y en superficies, según un nuevo estudio de los científicos de los Institutos Nacionales de Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Princeton publicado en ‘The New England Journal of Medicine’.

Concretamente, los científicos han descubierto que el coronavirus SARS-CoV-2 es detectable en aerosoles durante hasta tres horas, hasta cuatro horas en cobre, hasta 24 horas en cartón y hasta dos o tres días en plástico y acero inoxidable.

Estos resultados proporcionan información clave sobre la estabilidad del coronavirus y sugiere que las personas pueden adquirirlo a través del aire y después de tocar objetos contaminados.

Los científicos de los NIH, de la instalación de Montana del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas en los Laboratorios Rocky Mountain, compararon cómo el ambiente afecta el SARS-CoV-2 y el SARS-CoV-1, que causa el síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

El SARS-CoV-1, su sucesor que ahora circula por todo el mundo, surgió de China e infectó a más de 8.000 personas en 2002 y 2003. Fue erradicado por el rastreo intensivo de contactos y medidas de aislamiento de casos y no se han detectado casos desde 2004. Es el coronavirus humano más relacionado con el SARS-CoV-2. En el estudio de estabilidad, los dos virus se comportaron de manera similar, lo que desafortunadamente no explica por qué covid-19 se ha convertido en un brote mucho más grande.

La evidencia emergente sugiere que las personas infectadas con SARS-CoV-2 podrían estar propagando el virus sin reconocer o antes de reconocer los síntomas, sugieren. Esto haría que las medidas de control de enfermedades que fueran efectivas contra el SARS-CoV-1 fueran menos efectivas contra su sucesor.

A diferencia del SARS-CoV-1, la mayoría de los casos secundarios de transmisión del virus del SARS-CoV-2 parecen estar ocurriendo en entornos comunitarios en lugar de entornos de atención médica. Sin embargo, los entornos sanitarios también son vulnerables a la introducción y propagación del SARS-CoV-2, y la estabilidad del SARS-CoV-2 en aerosoles y en superficies probablemente contribuya a la transmisión del virus en entornos sanitarios.

Los hallazgos confirman las recomendaciones de los profesionales de la salud pública ya conocidas sobre usar precauciones similares a las de la gripe y otros virus respiratorios para prevenir la propagación del SARS-CoV-2, como evitar el contacto cercano con personas enfermas, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, quedarse en casa cuando se esté enfermo, cubrirse cuando se tosa o estornude con un pañuelo desechable, luego tírelo a la basura y limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia con un spray o paño de limpieza doméstico.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*