Opinión



La Asociación Provincial de Hoteles de Huelva, critica “la falta de responsabilidad de FesMC-UGT”

El comunicado de prensa emitido por la central sindical en el día de ayer persigue la confrontación en unos momentos muy delicados para el secto

Explican la casuística especial de en concreto el Gran Hotel del Coto y la Cadena Hotelera Ohtels, que previa a esta crisis generada por el COVID-19 mantenían a todos sus trabajadores de alta atendiendo la prestación de servicios al programa Imserso

La Asociación Provincial de Hoteles, representante del sector en la provincia y firmante del convenio colectivo de este, califica la actitud de FesMC.UGT, “como lamentable y de falta de rigor jurídico”.

Se pone de manifiesto y afirma por esta central sindical, que determinadas empresas del sector no han seguido supuestamente las directrices marcadas por el Real Decreto Ley 8/2020” respecto de la inclusión del colectivo de trabajadores fijos discontinuos en los ERTES solicitados por estas, y añade calificando como “actitud deliberada” que pone en peligro las prestaciones de estos trabajadores.

Más allá de las dudas que del comunicado que han realizado se pueden desprender sobre presunciones y calificativos, desde esta organización se quiere dejar claro que “los hoteles señalados han cumplido a rajatabla, las directrices indicadas por el Gobierno central en el RDL RDL 8/2020, de 17 de Marzo”.

Explican que esta discusión jurídica, está resuelta no sólo por la literalidad de lo contenido en el art. 25.6 de ese RDL, donde se determina la cobertura en materia de prestaciones al colectivo de trabajadores fijos discontinuos, “más allá incluso de las garantías que se ofrecen a otro tipo de trabajadores afectados por los Expedientes de Regulación de empleo Temporales, si también por la propia guía interpretativa que días atrás circuló en propio Ministerio de Trabajo, por lo que afirmar que de manera deliberada se ha actuado así pudiendo generar perjuicios a los trabajadores es absolutamente falso y erróneo en el planteamiento”.

“Se nos plantea además una casuística particular de los hoteles señalados, en concreto el Gran Hotel del Coto y la Cadena Hotelera Ohtels, que previa a esta crisis generada por el COVID-19 mantenían a todos sus trabajadores de alta atendiendo la prestación de servicios al programa Imserso. La cancelación de este programa atendiendo a las directrices marcadas por el gobierno, requirió que todos los trabajadores fijos discontinuos cesaran su actividad ante la falta de trabajo motivada por esa decisión”, explican. “En el caso que se hubiesen incorporado tras el cese de actividad para contemplarlos en el ERTE, se podría interpretar por parte de la Administración competente en el abono de las prestaciones, que se habría hecho en fraude de ley, y que por lo tanto se podría entender una posible connivencia para el cobro de una prestación indebida, lo que con toda certeza generaría problemas tanto a la empresa, como a los trabajadores”.

“No se entiende por parte de la patronal Hotelera, los planteamientos esgrimidos por la central sindical y mucho menos catalogar a unos como cumplidores y a otros como incumplidores. En estos momentos tan complicados por los que atraviesa el sector y el conjunto de la sociedad, se demanda una actitud responsable y lo menos alarmista posible, ya que este tipo de actitudes en poco o en nada benefician a nadie”, exponen.

El comunicado de prensa emitido por la central sindical en el día de ayer persigue la confrontación en unos momentos muy delicados para el sector

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*