Opinión



La Guardia Civil desarticula un grupo dedicado al hurto de piñas que operaba en Córdoba y Huelva

El modus operandi era sustraer piñas en varias fincas de Córdoba y después las distribuían y vendían en Huelva

Se ha detenido a diez personas y se ha investigado a otros 5 y se han recuperado la totalidad de las piñas sustraídas, más de 33.000 kilogramos

La Guardia Civil, dentro del marco del plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas, ha desarticulado un grupo criminal dedicado al hurto de piñas que operaba en las provincias de Córdoba y Huelva.

Se ha procedido a la detención de 10 personas y a la investigación de otras 5, por la supuesta comisión de delitos de hurto, receptación y pertenencia a grupo criminal.

Se han recuperado la totalidad de las piñas sustraídas. La Operación se ha desarrollado en las provincias de Córdoba y Huelva, desde el pasado mes de noviembre de 2019 hasta el mes de septiembre de 2020.

La investigación se inició el pasado mes de noviembre de 2019 tras tener conocimiento, los equipos Roca de la Guardia Civil que trabajan en la zona centro y norte de la provincia, a través de una denuncia presentada en el Puesto de la Guardia Civil de Espiel, de la sustracción de unos 33.000 kg de piñas en el paraje denominado El Sordo, término municipal de dicha localidad.

Fruto de los servicios de prevención, realizados por componentes de los Equipos Roca y patrullas territoriales de seguridad ciudadana, pudo identificarse a ocho personas en las inmediaciones del paraje reseñado, las cuales viajaban en diferentes vehículos, portando en su interior sacos llenos con el fruto sustraído, así como herramientas y útiles utilizados para su recolección, sin que estos tuviesen autorización para su recogida ni pudiesen acreditar su lícita procedencia, por lo que se procedió a la intervención de las piñas.

Asimismo, el pasado día 22 de diciembre de 2019, fueron interceptadas, otras cinco personas de nacionalidad extranjera transportando en el interior de los dos vehículos, la cantidad de 900 kg de piñas e igualmente herramientas y útiles para su recolección, siendo todo ello intervenido.

Las primeras investigaciones permitieron averiguar el “modus operandi” utilizado por el grupo, que consistía en el traslado de varios de los integrantes, de nacionalidad extranjera, hasta fincas de la provincia de Córdoba, que previamente habían seleccionado, para sustraer las piñas y su posterior venta y distribución en la provincia de Huelva.

El avance de la investigación permitió sospechar que las piñas sustraídas pudieran estar siendo vendidas en la provincia de Huelva, donde fueron identificadas tres personas que habían efectuado varias compras de piñas a los identificados  por los agentes en la provincia de Córdoba, no requiriéndole a estos ningún tipo de documentación que acreditase su lícita procedencia ni emitiéndole factura ni albarán de compra alguno, utilizando, para realizar estas compras, diferentes camiones subcontratados en la localidad de Mazagón (Huelva).

Asimismo, durante el desarrollo de la inspección efectuada en las instalaciones de los supuestos receptadores de las piñas sustraídas en la provincia de Córdoba, se procedió a la inmovilización de las mismas tras comprobarse que estas personas no poseían autorización del aprovechamiento por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía.

Igualmente, estas personas fueron sorprendidas un tiempo después, cuando se prestaban a cargar un camión con la piña inmovilizada, alegando que al ser un producto perecedero les causaba perjuicio económico al perder valor de venta en el mercado, motivo por el cual se procedió a la instrucción de las pertinentes diligencias, procediendo a depositar el fruto en el centro administrativo El Acebuche del Parque Nacional de Doñana (Huelva) a fin de evitar otra posible sustracción de las piñas, donde estuvieron depositadas hasta que el pasado mes de septiembre fueron entregadas a su legítimo propietario.

 

Destacar la complejidad de las investigaciones realizadas, ya que el objetivo de las mismas no consistía solo en la detención de los autores de los delitos de hurto, sino también llegar hasta los puntos de receptación, para así poder recuperar el fruto sustraído y poder evitar su irregular comercialización, al tratarse de un producto alimenticio.

Precisamente, con fecha 19 de octubre, se ha celebrado una Junta Local de Seguridad en Villaviciosa de Córdoba, presidida por la Subdelegada del Gobierno en Córdoba y la Alcaldesa de la localidad, en la que la Guardia Civil ha explicado el dispositivo de prevención puesto en marcha para evitar este tipo de ilícitos durante la presente campaña.

Detenidos, Investigados y diligencias instruidas fueron entregadas a la Autoridad Judicial.

  • Se ha celebrado una Junta Local de Seguridad en Villaviciosa de Córdoba donde la Guardia Civil ha presentado un plan de prevención para la presente campaña de la piña

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*