Opinión



Asaja-Huelva valora positivamente la declaración de los ministros de Agricultura de los Estados de la UE

Y espera que se traduzca en medidas reales

Campo de fresas en Lepe (Huelva)

La organización agraria Asaja-Huelva ha recibido con agrado la declaración emitida hace unos días por los ministros de Agricultura de los 27 países miembros de la Unión Europea, con el apoyo de Croacia, una declaración conjunta en la que se destaca el papel “vital” de los agricultores y ganaderos “para mantener la seguridad alimentaria y el suministro de alimentos en Europa durante la crisis del coronavirus”, así como “el marco esencial que ofrece la Política Agrícola Común (PAC) a este respecto”.

El manifiesto, que incide sobre la necesidad de una PAC fuerte en el futuro, “exhorta” a todos los estados miembros a que “trabajen juntos en un espíritu de solidaridad europea” y a tomar nota “con preocupación de los impactos emergentes de la crisis del Covid-19 en los mercados del sector agroalimentario”, ya que “son significativos en el caso de algunos subsectores”.

Desde Asaja-Huelva, consideramos, al igual que han hecho los ministros, muy positiva la actitud solidaria de la UE demostrada en algunas iniciativas como el nuevo marco temporal de ayudas estatales y sobre todo en lo referente a la flexibilización de la aplicación de los planes de la PAC, pero es imprescindible que se activen medidas adicionales de forma urgente, tal y como han solicitado los responsables de cada país.

Entre estas medidas solicitadas en el marco del Reglamento de la Organización Común de Mercados (OCM) de la PAC destacan las ayudas al almacenamiento privado o la ayuda excepcional a los agricultores más afectados en virtud de los artículos 219 y 221 del Reglamento, que tendrían que ser ampliadas si, tras la vigilancia de todos los sectores, es preciso.

Destaca igualmente la petición de la ampliación de nuevas flexibilidades a los Estados en el marco de los dos pilares de la PAC, incluso en relación con las fechas de pago más tempranas, tasas de anticipo más elevadas a las anunciadas, la activación de medidas específicas en el marco de los programas de desarrollo rural y la aplicación de controles sobre el terreno y administrativos. Una respuesta europea continuada, firme y coordinada, que demuestre a todos los ciudadanos el papel fundamental de los agricultores y el sector agroalimentarios ante el Covid-19 y la importancia y la fortaleza de la PAC para apoyar la seguridad alimentaria, la protección del medio ambiente y de las zonas rurales.

Los responsables de Agricultura de los 27 países miembro, más Croacia, ponen en valor el papel del sector en la crisis del Covid-19 y reivindican una PAC fuerte en el futuro

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*