Las ayudas de la Junta permiten a pequeños ayuntamientos atender a los más vulnerables por el Covid

Imagen de archivo de la labor de Protección Civil durante el estado de alarma

Las ayudas extraordinarias de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local para las entidades locales de menos de 5.000 habitantes han permitido a muchos pequeños ayuntamientos atender a sus vecinos más vulnerables frente al Covid-19. Decenas de consistorios han destinado parte de estos recursos, 10 millones en total repartidos entre 563 entidades locales, a repartir alimentos y productos básicos a familias necesitadas, dotar de equipos informáticos o conexión a internet a menores para que pudieran seguir el curso escolar o garantizar el transporte de personas dependientes a centros médicos para pruebas diagnósticas.

La Dirección General de Administración Local aprobó el 8 de abril transferir ayudas extraordinarias por valor de cuatro millones de euros a 315 municipios y 28 Entidades Locales Autónomas (ELA) de menos de 1.500 vecinos y otros seis millones a 241 ayuntamientos y 7 ELA, que podrán gastar hasta final de año en la adquisición de material de protección para sus vecinos y trabajadores municipales, labores de desinfección y limpieza y atención social a la población frente al Covid-19.

Gracias a estos recursos, los pequeños municipios han podido afrontar los gastos extra provocados por la crisis sanitaria, tales como la adquisición de mascarillas, geles hidroalcohólicos y EPI para sus trabajadores, mamparas y sistemas de protección para las sedes municipales, o la contratación de personal de refuerzo para la limpieza y desinfección de las calles y edificios públicos.

Así, más de 150 entidades locales han creado empleo con estas ayudas, principalmente para los servicios de limpieza pero también en la atención a mayores y dependientes o para reforzar la plantilla de la Policía Local. En algunos casos, el personal contratado se dedica a garantizar a los colectivos más vulnerables el suministro de alimentos y productos básicos.

Los ayuntamientos también están usando estas ayudas para comprar dichos productos básicos directamente o bien dando a los vecinos que lo necesitan cheques o bonos para adquirirlos en los comercios locales, como Fuenteheridos (Huelva) o Villanueva de las Torres (Granada), lo que contribuye también a incentivar la economía municipal.

Los menores de familias desfavorecidas también han podido seguir las clases virtuales tras el cierre de los colegios decretado por la pandemia gracias a que en municipios como Galera (Granada) el Ayuntamiento ha facilitado la conexión a internet en sus casas o han adquirido equipos informáticos cedidos a estos niños, o como los consistorios onubenses de Villanueva de las Cruces o La Zarza-Perrunal.

Con estas ayudas las entidades locales también han atendido a las personas dependientes, incluso facilitándoles el transporte a centros médicos para someterse a pruebas diagnósticas necesarias como ha hecho el Ayuntamiento de Fuente Tójar (Córdoba).

El director general de Administración Local, Joaquín López-Sidro, ha destacado que, una vez más, “los ayuntamientos han demostrado ser la administración más cercana al ciudadano” por lo que desde el principio de la crisis sanitaria la Junta “tuvo clara la necesidad de ayudarles a afrontar la pandemia con recursos, sobre todo a los municipios más pequeños y con menos recursos en una apuesta clara del Gobierno andaluz”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*