Opinión



Caraballo destaca el papel de la Diputación en la lucha contra la despoblación del mundo rural

Huelva es la provincia menos poblada de Andalucía, donde el 28% de la población vive en el 75,1% de la superficie provincial

Caraballo en su comparecencia ante el Parlamento andaluz como integrante del grupo de trabajo de la Estrategia Andaluza frente al Reto Demográfico

El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, ha destacado ante el Parlamento de Andalucía el papel que deben jugar las Diputaciones para frenar la despoblación en los núcleos rurales. Como integrante del grupo de trabajo que se ha creado para definir y afrontar la Estrategia Andaluza frente al Reto Demográfico, Caraballo ha señalado que este es uno de los grandes asuntos de Estado, y que por primera vez está en la agenda política de todas las Administraciones.

“Las Diputaciones y los Ayuntamientos venimos afrontando el problema de la despoblación desde hace décadas, los Ayuntamientos como administración más cercana al ciudadano, y especialmente las Diputaciones, cuya razón de ser es la atención a los municipios menos poblados, para garantizar los servicios públicos de competencia municipal”, ha explicado Caraballo.

Tras un breve diagnóstico, en el que ha resaltado que Huelva es la provincia menos poblada de Andalucía, donde el 28% de la población onubense vive en el 75,1% de la superficie provincial, ha dejado patente datos que reflejan el fuerte desequilibrio territorial, con un 57% de los municipios que han perdido población en los últimos 20 años, a lo que se le añade, la alta tasa de envejecimiento, baja densidad demográfica y saldo vegetativo negativo.

La despoblación es un problema que en la provincia de Huelva afecta a más de la mitad de los municipios, por ello, desde la Diputación de Huelva se ha venido abordando el reto demográfico, “orientando las políticas y presupuesto hacia la corrección de los desequilibrios demográficos, con el objetivo de fijar la población al territorio” ha señalado el presidente de la Diputación.

“Como administración ligada a los ayuntamientos, que son los más cercanos a la ciudadanía, la Diputación trabaja para garantizar los servicios públicos de competencia local y fomentar el desarrollo económico y social de carácter endógeno”, ha subrayado. No obstante, ha reivindicado la concurrencia de todas las administraciones para enfrentar el problema “compartiendo una visión global desde lo local”, al tiempo que ha puesto el foco en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 “con los que estamos comprometidos”, señalando que si éstos se cumplen se logrará la cohesión territorial.

La Estrategia Andaluza, igual que la nacional y la provincial, está concebida como una herramienta de futuro, que dé respuestas a los municipios afectados por la despoblación, por el envejecimiento, y la población flotante, generando espacios de oportunidad, “en un medio rural único como el que tenemos en Huelva y en Andalucía”.

En este punto, Caraballo ha reivindicado la necesidad de disponer de buenas infraestructuras, transporte, así como las telecomunicaciones, que permitan romper el aislamiento y favorecer la economía, entre los elementos esenciales para favorecer la permanencia de la población en los núcleos rurales, apuntando  a la falta de banda ancha en determinadas comarcas como la Sierra, “como una situación que nos ancla en el pasado y que en el momento crítico que atravesamos en esta Pandemia nos ha demostrado su importancia clave”.

Para terminar, el presidente de la Diputación ha puesto a disposición del grupo de trabajo el Plan Estratégico de la Provincia de Huelva, donde se recogen estrategias de desarrollo presente y futuro que han sido consensuadas en el territorio, que están encuadradas en los objetivos generales y transversales de la Estrategia Nacional, así como en sus líneas de Acción.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*