Opinión



Triple galardón al Hospital Juan Ramón Jiménez por tres estudios sobre nuevos tratamientos

Destinados a mejorar el dolor facial y el lumbar-pélvico, así como para la recuperación del lenguaje tras un ictus

De izquierda a derecha, los doctores Silvia Muñoz, Carlos Cordero y Ana Sánchez, autores principales de los tres estudios científicos galardonados

El Servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez ha recibido tres premios en el marco del 71 Congreso de la Sociedad Andaluza de Medicina Física y Rehabilitación (SAMFYRE), celebrado de manera virtual en esta edición. Se trata del quinto año consecutivo en el que los trabajos científicos presentados por profesionales de este servicio son distinguidos en este foro anual. En concreto, los estudios abordan nuevos tratamientos para mejorar el dolor facial y el lumbar-pélvico, así como para la recuperación del lenguaje en pacientes que han sufrido un ictus.

El primero de ellos, galardonado con el premio al mejor proyecto de investigación, es dirigido por el doctor Carlos Cordero, jefe de sección de Rehabilitación del centro hospitalario, y cuenta también con la colaboración de otros especialistas de este servicio. Este proyecto profundizará en la eficacia del tratamiento del dolor facial -concretamente la neuralgia del trigémino- con infiltraciones subcutáneas de toxina botulínica tipo A.

La neuralgia del trigémino es el tipo de dolor facial más frecuente, siendo en muchos casos muy incapacitante para el paciente. Este estudio analizará la disminución del dolor, la mejora de la funcionalidad y de la calidad de vida en pacientes con esta patología que son infiltrados con la mencionada toxina botulínica.

Este tratamiento se administrará por médicos rehabilitadores que desarrollan su actividad tanto en la Unidad de Rehabilitación Intervencionista como en la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez. En estos dispositivos asistenciales se aplican diversas técnicas invasivas encaminadas a disminuir el dolor secundario a diferentes patologías musculo-esqueléticas y neurológicas, así como a mejorar las limitaciones funcionales que conllevan. En su cartera de servicios están incluidos más de una treintena de procedimientos intervencionistas que han beneficiado en el último año a más de 2.400 pacientes.

Recuperación del lenguaje tras un ictus

El segundo trabajo, distinguido con uno de los premios a la mejor comunicación oral, ha sido presentado por la doctora Silvia Muñoz, médico adjunto de Rehabilitación, colaborando como coautores el doctor Carlos Cordero y la logopeda Begoña Clavijo, así como las doctoras Marta Lopera y Ana Sánchez, médicos residentes del servicio. El estudio analiza el rol que desempeña en la recuperación del lenguaje tras padecer un ictus, la aplicación de un tipo de estimulación no invasiva directamente en la corteza cerebral.

La afasia -pérdida o trastorno de la capacidad del habla- es un trastorno neurológico causado por un daño en las áreas del cerebro responsables del lenguaje. Es una de las discapacidades crónicas más graves derivadas del accidente cerebrovascular y la sufren más de un tercio de las personas que han padecido un ictus.

Esta técnica novedosa, aplicada de modo complementario al tratamiento de logopedia, se ha mostrado como una herramienta segura y eficaz en el tratamiento de la afasia crónica post-ictus en lo referente a la mejora de la expresión oral. Los pacientes han conseguido una mayor fluidez del lenguaje y han adquirido un nivel de comunicación eficaz, con los beneficios que esto les reporta en su calidad de vida.

Disminución del dolor lumbar y pélvico

Finalmente, también ha resultado premiado como mejor poster científico el trabajo presentado por la doctora Ana Sánchez, médico residente de tercer año, que expone los resultados de mejoría significativa en la reducción del dolor lumbopélvico crónico con la realización de bloqueos ecoguiados de los nervios clúneos superiores (que son los responsables de parte de la sensibilidad de esta zona). Colaboran como autores las residentes Lopera y Sáenz de Tejada, así como el doctor Cordero, coordinador de la Unidad de Rehabilitación Intervencionista. Esta técnica se ha mostrado como un tratamiento efectivo en el manejo del dolor en dicha localización.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*