Ayudas por 18,1 millones para el viñedo y el sector del equino de cría afectados por el Covid

La Junta amplía las subvenciones autorizadas por la UE a través del Programa de Desarrollo Rural

El viñedo será uno de los sectores beneficiados de las ayudas
El Consejo de Gobierno ha conocido la próxima convocatoria de ayudas de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible por importe de 18,1 millones de euros a sectores afectados por el Covid-19, que se conceden a través de la medida 21 del Programa de Desarrollo Rural (PDR) con la autorización explícita de la Unión Europea para que se destinen a este fin. En este caso, los sectores en los que se constatan importantes daños económicos como consecuencia de la pandemia son el equino de cría, para el que se habilita una ayuda de 12,2 millones de euros, y el viñedo, con un apoyo específico de 5,9 millones de euros.

La decisión se adopta tras constatarse que, en estos sectores, al margen de los que ya han recibido ayudas por parte de la Junta, la incidencia de la situación sanitaria está siendo determinante desde el punto de vista económico.

En las explotaciones equinas de cría la pandemia ha causado una importante disminución de ingresos, debido fundamentalmente al descenso en la venta de los potros destetados y otro tipo de productos, todo ello como consecuencia de la paralización de las actividades en el subsector de servicios y ecuestre (espectáculos ecuestres, festejos populares en los que intervienen los équidos, actividades deportivas equinas, entre otros). Las pérdidas en el sector durante 2020 se estiman por estos conceptos en casi 24 millones de euros.

Por su parte, el descenso en la comercialización de vinos debido a la pandemia ha provocado que, al llegar a la vendimia de 2020, las bodegas se encontraran con sus depósitos llenos y, por tanto, han reducido la adquisición de nueva uva para producir nuevos vinos. Al viticultor se le han realizado contratos con un precio de uva similar al de años anteriores, pero al reducirse los volúmenes, ha tenido menos ingresos y un excedente de uva. En este caso, se ha determinado que durante la vendimia de 2020 (agosto-septiembre) no se han llegado a transformar 18,4 millones de kilos de uva, lo que supone unas pérdidas generales para el sector productor de más de siete millones de euros.

Apoyo urgente

Estas situaciones concretas han llevado a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible a la elaboración de una orden de ayudas que verá la luz próximamente y que posibilitará un apoyo necesario y urgente para ambos sectores. Las ayudas se financian al 75% con cargo al Fondo Europeo Agrícola y de Desarrollo Rural (Feader), 17,5% con cargo al presupuesto de la Junta de Andalucía y el 7,5%, con cargo a la Administración General del Estado.

La Unión Europea aprobó el pasado mes de junio la puesta en marcha de esta línea de ayuda temporal y excepcional, a propuesta de la Consejería de Agricultura, desde donde se había instado al Gobierno de la Nación a solicitar a Bruselas la modificación del artículo 18 del Reglamento del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), con objeto de mejorar la liquidez del sector agrario andaluz afectado por el Covid-19.

La Consejería de Agricultura convocó, resolvió y pagó en menos de tres meses más de 31 millones de euros en ayudas para atender las solicitudes de casi 7.300 agricultores y ganaderos y más de 300 pymes antes del 31 de diciembre de 2020. La ‘Línea A’ de subvenciones alcanzó un importe total de 17.747.500 euros, repartidos a los sectores de la flor cortada y planta ornamental (1.610.000 euros), al sector bovino de orientación cárnica y de otra orientación (5.730.840 euros), al sector ovino y caprino (8.342.520 euros) y al sector porcino ibérico (2.064.140 euros).

De forma paralela, la ‘Línea B’, destinada a pymes agroalimentarias afectadas por la crisis del Covid-19, permitió conceder y pagar ayudas a 302 empresas por un importe total de 13.640.000 euros, pertenecientes al sector vitivinícola-bodegas de vino (10.550.000 euros); al sector porcino ibérico-secaderos de jamones, paletas y embutidos (2.690.000 euros), y a centros de manipulación de flores y plantas ornamentales (400.000 euros).

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*