Huelva es la única provincia andaluza con un brecha salarial por encima del 30%

EL 67% DE LAS MUJERES ONUBENSES TIENE UN SALARIO INFERIOR A LA MITAD DEL SMI

Emilio Fernández, secretario general de CCOO Huelva, y Carmen Arenas, responsable de Mujer y Políticas de Igualdad del sindicato

El sindicato de CCOO ha denunciado que el 67% de las mujeres tiene en Huelva un salario inferior a la mitad del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y asegura que es la única provincia de Andalucía que tiene una brecha salarial por encima del 30 por ciento.

En el Día por la Igualdad Salarial, CCOO ha realizado un balance sobre la situación de la mujer en Huelva. Emilio Fernández, secretario general de CCOO Huelva, ha destacado que la brecha salarial que sufren las mujeres es “un reflejo de la falta de justicia en el mundo del trabajo”. El sindicalista ha destacado los dos instrumentos que se ponen en marcha este año y que “deben ser una de las vías para corregir las desigualdades”. Por un lado, “la extensión de los planes de igualdad a empresas de más de 100 trabajadores y que el próximo año será extensible para empresas de más de 50, y por otro, el registro retributivo que afectará a todas las empresas independientemente del número de trabajadores y trabajadoras que tengan”. Fernández, ha destacado que “el registro retributivo supone poder conocer las diferencias salariales en las empresas para corregirlas y revertirlas”.

Por su parte, Carmen Arenas, responsable de Mujer y Políticas de Igualdad, ha analizado los datos de la situación laboral de la mujer en Huelva. La diferencia media de salario con respecto a los hombres se sitúa en 5.260 euros anuales. Según Arenas, el 67% de las mujeres en nuestra provincia está por debajo del Salario Mínimo Interprofesional. “Por eso es tan importante que el SMI siga incrementándose, porque impacta de lleno en las mujeres”, ha asegurado. “Los salarios bajos tienen un efecto directo sobre las prestaciones, incapacidades y pensiones que percibirán en un futuro las mujeres”, ha señalado la sindicalista.

Si atendemos al tipo de contratación, ha continuado Arenas, “vemos cómo de los 175.545 contratos firmados en 2020, solamente 3.564 se han convertido en indefinidos, es decir, solo el 2% de las mujeres el año pasado han conseguido un empleo indefinido”. Con respecto a la duración de los contratos, la sindicalista ha destacase que “uno de cada cuatro contratos que se firma es por una duración inferior a 7 días y uno de cada dos no supera los tres meses. Esta rotación en los contratos demuestra la precariedad a la que estamos sometidas”

La parcialidad, es otra asignatura pendiente, ya que “de cada cuatro contratos realizado a mujeres, uno es parcial”, indica Arenas, que añade que seis de cada diez mujeres que tienen un empleo a jornada parcial “lo hacen de forma involuntaria” y concluye asegurando que “mientras la tasa de parcialidad en los hombres está en un 4,8%, en las mujeres está en el 24,5%”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*