El Recreativo se da un baño de autoestima venciendo al San Fernando

RECREATIVO: Nauzet Pérez, Miguel Cera, Antonio Leal, Jesús Valentín, Diego Jiménez; Fran, José Antonio González; Yaimil (Szymanowski m.72), Alberto Quiles (Morcillo m.72), David Alfonso (Matheus Santana m.63) y Seth Vega (Sillero m.84).

SAN FERNANDO C.D. Perales; Gabi Ramos, Javi Fernández (Rodríguez m.82), Amelibia, Varela (Moreno m.82); Lolo González (Pepe Bernal m.59); Biabiany, Raúl Palma, Omar Perdomo (Dopi m.70), Hugo Rodríguez y Francis Ferrón.

Goles: 1-0. Alberto Quiles (m.4); 2-0. Alberto Quiles (de penalti m.35); 2-1. Hugo Rodríguez (m.37); 3-1. Sillero (m.89)

Árbitro: Guzmán Mansilla (Colegio andaluz). Amarilla Yaimil, Fran, Sillero; Gabi Ramos, Francis Ferrón, Lolo González, Javi Fernández, Biabiany, Raúl Palma. Doble amarilla a Gabi Ramos. Roja directa a Stankovic.

Incidencias: 400 aficionados presenciaron el partido desde la Tribuna Baja del Nuevo Colombino, cumpliendo el protocolo marcado por las autoridades sanitarias.

La mejor versión del Recreativo durante esta temporada, le sirvió para doblegar con justicia a un líder que se vio superado, sobre todo en los primero 30 minutos, por un conjunto local intenso, atrevido y que a los 4  minutos ya mandaba en el marcador con un tanto de su máximo artillero, Alberto Quiles.

Con Calle en el banquillo, los albiazules se mostraron como un bloque más enchufado y realizando una presión alta sobre la salida de balón del rival que le posibilitaba ugar el partido enlos terrenos donde le beneficiaba.

Pasada la media hora, unas manos dentro del área del central visitante Amelibia, supondrían el penalti que aprovechó de nuevo Quiles para aumentar la ventaja. Sin embargo a renglón seguido , en una jugada desafortunada de la zaga local, el San Fernando acortaba distancias y dejaba las espadas en alto para la segunda mitad.

No se amilanó el Recreativo que controló el ritmo de partido que le interesaba sin pasar muchos apuros, y viendo el panorama más despejado tras la expulsión de Gabi Ramos por segunda amarilla. Fue entonces cuando se vivió la apoteosis en el Nuevo Colombino, el recién incorporado Sillero, realiza una conducción que le acerca a la frontal del área desde donde envía un disparo preciso que se cuela por la escuadra de Pereles. Gol de pañuelos para cerrar un gran partido del Decano que cierra una nefasta racha de resultados en casa. Ahora periplo en las Islas Canarias donde disputará dos encuentro en una semana.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*