El tren Madrid-Huelva volvió a llegar anoche con más de una hora de retraso a la capital onubense

Pasadas las 23.05 horas el convoy hacía su aparición con unos viajeros cansados de sufrir humillaciones

El tren llegó a la estación con una hora y cuarto de retraso, por lo que los viajeros, al menos, podrán recuperar su dinero. Eso no dará a Huelva su dignidad

El tren Madrid-Huelva que tenía prevista su llegada a nuestra ciudad anoche a las 21.55 horas, volvió a sufrir un retraso de más de una hora, razón por la cual los viajeros podrán recuperar el importe del billete en su totalidad, tal y como fueron advertidos por el personal de Renfe durante el trayecto, incluso antes de llegar a Sevilla.

El tren llegó a las 23.10 horas a la estación de Huelva y tardó más de 8 minutos en aparecer en el andén desde que a lo lejos se divisara la luz de sus faros. Los familiares y amigos de los viajeros que esperaban en el andén contemplaron anonadados como un tren a una velocidad inferior a la de cualquiera que fuera andando hacía su aparición por fin, como si lo estuvieran empujando.

Una vez más, como ocurre casi a diario, “Renfe ha vuelto a reírse de los onubenses y aquí no pasa nada, nos devuelven el dinero si, pero tengo que venir de nuevo a reclamarlo”, explicaba una señora indignada. “Ahora comienza el paseillo por las ventanillas para demostrar que yo a mi destino final iba en taxi y me ha estado esperando más de una hora”, decía una pareja de señores mayores que iban a la playa, “quién paga ese tiempo?, de momento yo”, señalaba.

Otros comentaban que era una falta de respeto no sólo hacia los viajeros, sino también hacia los que esperaban. “¿Y nuestros políticos qué hacen? ¡Pues nada!”, decía un señor, a lo que su hija le contestaba: “Sí hombre, sí, se han puesto delante de una pancarta hace unos días, reclamándose a ellos mismos que durante años han ignorado lo que pasa”.

El tren tenía prevista la salida a las 18.05 horas pero ya en la estación de Madrid-Atocha en las pantallas de información no aparecía por ningún lado la formación del tren segundos antes de que en teoría tuviera que salir. Por fin colocaron un tren que a todas luces debía tener avería, puesto que su velocidad no era ni de lejos la que tenía que llevar. Y fue disminuyendo a medida que pasaba el tiempo.

Hoy, buceando en internet, hemos vuelto a comprobar como tampoco Renfe ni Adif mencionan lo ocurrido en sus redes. Tal suceso no existe.

El tren paró incluso antes del lugar donde habitualmente lo hacen, ya no podía más

 

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*