La dramaturgia de Shakespeare invade el Castillo de Niebla con ‘Pericles, príncipe de Tiro’

Puesta en escena de 'Pericles, príncipe de Tiro'

El escenario del Patio de Armas del Castillo de Niebla ha acogido este sábado una particular puesta en escena de ‘Pericles, príncipe de Tiro‘, una obra de William Shakespeare menos conocida por el público pero que reúne muchas de las claves de su dramaturgia, presentada desde la visión personal y algo alocada del actor, director de teatro y docente argentino Hernán Gené.

Con un elenco formado por siete actores y actrices -Ernesto Arias, Marta Larralde, Ana Fernández, María Isasi, Óscar de la Fuente, José Troncoso y el propio Gené, que encarnan a más de 40 personajes en escena- se ha presentado ante el público esta novedosa versión de la más épica de las obras del dramaturgo inglés, en la que el azar y la fortuna juegan un importante rol a través de un largo y enrevesado relato de aventuras repleto de tumultos melodramáticos aderezados con un rey tiránico, una malvada madrastra, una heroína virtuosa, piratas, combates, naufragios, escenas de burdel, curas mágicas, vuelta a la vida y final feliz, manteniéndose fiel a al espíritu original de la obra y a los propios giros de la trama.

Escrita en el tramo final de la vida de Shakespeare, ‘Pericles, príncipe de Tiro’ -emparentada directamente con Cimbelino, Cuento de invierno y La tempestad-, se muestra como la obra maestra que es: un drama abierto donde la relación causa-efecto es rota constantemente, las convenciones de género abandonadas, y la ilusión dramática fragmentada repetidamente por saltos en el tiempo y cambios súbitos en el estilo narrativo.

Esta es una de las obras de Shakespeare menos conocida por el público

La sinopsis de la obra nos presenta la figura de Pericles recién llegado a Antioquía para ganar la mano de la hija de Antíoco. Pero una vez allí, el joven príncipe descubre un secreto que podría costarle la vida, y debe huir para ponerse a salvo. Su nave naufraga en una tormenta y Pericles salva la vida de milagro y llega a Pentápolis, donde consigue la mano de la hermosa princesa Taisa.

Pasado un tiempo, Pericles y Taisa, embarazada, se embarcan de regreso a Tiro, pero la nave es sorprendida por una tempestad durante la que Taisa da a luz a una niña y, creyendo muerta a la madre, los marineros la arrojan al mar. El cuerpo de Taisa es arrastrado por las aguas y llega a Éfeso, donde recobra el conocimiento, aunque no la memoria…

Esta coproducción del Festival de Teatro Clásico de Mérida es el quinto espectáculo de la que es la programación principal de la XXXV edición del Festival de Teatro y Danza Castillo de Niebla, que organiza la Diputación de Huelva, en colaboración con el Ayuntamiento iliplense y el Patronato Provincial de Turismo de Huelva.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*