Un total de 507 personas fallecieron en accidente laboral hasta septiembre, un 0,8% menos que en 2018

Un total de 507 trabajadores fallecieron en accidente laboral hasta septiembre

Un total de 507 trabajadores fallecieron en accidente laboral hasta septiembre, 4 menos que en el mismo periodo del año anterior, lo que implica un descenso en valores relativos del 0,8%, según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y 394 se produjeron durante la jornada de trabajo, 9 menos que hasta septiembre de 2018, lo que supone un descenso porcentual del 2,2%. Los 113 accidentes mortales restantes registrados en entre enero y septiembre fueron siniestros ‘in itínere’, los que se producen en el trayecto de casa al trabajo y viceversa, cinco más que en igual periodo del año pasado.

Trabajo explica que desde principios de este año se ha modificado la definición de accidente mortal, de forma que se incluyen en ella todos los fallecimientos a consecuencia de un accidente de trabajo en el plazo de un año desde la fecha del siniestro, con independencia de la gravedad inicial. Los datos de accidentes mortales de 2018 con los que se comparan los datos de 2019 ya están adaptados a esta definición.

Hasta septiembre se contabilizaron 473.837 accidentes laborales con baja, lo que supone un aumento del 4,9% respecto al número de siniestros del mismo periodo de 2018.

Del conjunto de siniestros, 411.809 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 62.028 fueron siniestros ‘in itínere’. Los primeros aumentaron un 5,2%, mientras que los segundos se incrementaron un 2,7% respecto al mismo periodo del año pasado.

Accidentes de autónomos

La estadística del Ministerio distingue entre accidentes laborales de asalariados y de trabajadores por cuenta propia. De los 473.837 siniestros con baja registrados hasta septiembre, 448.771 los sufrieron asalariados (+1,3%) y 25.066 correspondieron a trabajadores autónomos.

Desde el 1 de enero de este año la cobertura específica de la Seguridad Social por accidente laboral en el caso de trabajadores autónomos pasó a ser obligatoria con carácter general, mientras que en 2018 era mayoritariamente voluntaria y sólo alcanzaba a cerca de un 20% de los autónomos. Por esta razón, Trabajo no ofrece datos comparables de accidentes de trabajadores por cuenta propia entre los ejercicios 2018-2019.

Los accidentes leves de asalariados con baja en el puesto de trabajo sumaron 385.511 hasta junio, un 1,5% más, y los graves alcanzaron los 2.619, un 46% menos que a un año antes. En el caso de los siniestros ‘in itínere’, los trabajadores asalariados registraron 59.474 accidentes de carácter leve (+0,5%) y 711 de gravedad (-3,5%).

De los 25.066 accidentes que sufrieron los trabajadores autónomos hasta septiembre, 23.332 se produjeron en el puesto de trabajo y 1.734 fueron siniestros ‘in itínere’, además se estipula que entre enero y septiembre se notificaron 539.438 accidentes laborales sin baja, un 1,2% menos que en igual periodo de 2018.

La mayor parte de los accidentes laborales se producen por sobreesfuerzos físicos y choques o golpes contra objetos en movimiento o inmóviles.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*