Opinión



Piden doblar la plantilla de Enfermería para estudios de seroprevalencia y derivación al circuito de Covid

CSIF alerta de la sobrecarga de trabajo de los profesionales por la pandemia

Hospital de Riotinto

El sindicato CSIF ha pedido que se doblen las plantillas de Enfermería en la provincia de Huelva para poder abordar los estudios de seroprevalencia, rastreos para la detección y seguimiento de posibles casos y su propagación, y las derivaciones al circuito de Covid-19 de Atención Primaria. Todas estas nuevas funciones, señala, son consecuencia de la situación actual de emergencia sanitaria que se está afrontando “con menos personal, ya que hay que prescindir de los trabajadores de riesgo”.

Además de estas labores derivadas de la pandemia, el sindicato denuncia que los profesionales de Enfermería están asumiendo un trabajo “que no les corresponde” en los accesos a los centros de salud. En este sentido, explica que “tienen que regular la entrada, ejerciendo como vigilantes de seguridad, e ir derivando a los pacientes según la demanda”. Estas funciones se suman a las ya habituales como consultas telemáticas, extracciones, visitas domiciliarias o seguimientos de programas.

Todo ello, “está colapsando la Enfermería en Atención Primaria y, para poder hacer frente a esta ingente carga de trabajo, es necesario doblar las plantillas actuales”, explica César Cercadillo, responsable provincial del sector de Sanidad de CSIF. Cercadillo cita como ejemplo que en la capital hay casi 70 profesionales repartidos en los seis centros de salud. “Por ello, se debería llegar a la cifra de 140 como mínimo, teniendo en cuenta, además, la previsión de vacaciones y permisos de la plantilla durante los meses estivales”, precisa Cercadillo.

“Será imposible mantener dos circuitos diferenciados de pacientes -Covid-19 y No Covid-19-, si no se refuerza el personal de Enfermería de Atención Primaria, para una correcta vigilancia epidemiológica y detección de casos”, asegura el portavoz sindical. Todo ello, insiste, “puede desembocar en una inadecuada atención al paciente y, sobre todo, en un descontrol de los posibles casos”.

Edificios sin adaptación

Por otra parte, CSIF ha puesto de relieve que los edificios de los centros de salud no están acondicionados ni habilitados para poder hacer la separación de los dos circuitos de forma efectiva y garantizando la seguridad de pacientes y profesionales. Por este motivo, desde la central sindical se reclama que las instalaciones se adecuen para prestar una adecuada atención ante posibles casos de Covid-19.

Finalmente, desde el sindicato se ha puesto en evidencia el desacuerdo de los profesionales de los centros de salud sobre el plan de desescalada que se está realizando en Atención Primaria. Cercadillo afirma que “se habrá consultado a los cargos directivos pero a los trabajadores de a pie desde luego no se les ha preguntado ni se les ha tenido en cuenta, ya que tenemos constancia de su rechazo a la forma en la que se están gestionando los centros de salud de cara a la desescalada y el seguimiento y control de la pandemia”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*