Giahsa añade más de 260.000 € al Fondo Municipal de Vulnerabilidad para 2022

La empresa pública apuntala su política de compromiso social a través de esta línea de cooperación directa con los municipios integrados en la Mancomunidad de Servicios (MAS)

La empresa pública Giahsa ha dispuesto en su presupuesto para 2022 el importe del llamado Fondo Municipal de Vulnerabilidad, una dotación económica creada el pasado año en colaboración con los 67 ayuntamientos que conforman la Mancomunidad de Servicios (MAS). El importe global de la ayuda supera los 260.000, al que hay que unir, como explica la presidenta Laura Pichardo “el remanente que cada ayuntamiento no empleó en 2021, al tratarse de un fondo que se aplica con carácter anual y que, por tanto, se puede acumular si el montante no se empleara en el mismo ejercicio”. Así, el importe total del que podrán disponer los servicios sociales municipales supera los 405.000 euros.

Pichardo ha querido destacar el afán de Giahsa “por reforzar año tras año la política de compromiso social que llevamos abanderando desde mucho antes de que empezaran a manifestarse los efectos derivados de la pandemia”. Para la presidenta “es esencial seguir trazando este tipo de ayudas a través de nuestros ayuntamientos, lo que deja bien a las claras el nivel de cooperación y coordinación que desde la empresa pública mantenemos con los municipios a los que prestamos los servicios del ciclo integral del agua y la recogida de residuos”.

A disposición de los Servicios Sociales

Este Fondo Municipal de Vulnerabilidad fue creado como una línea de actuación rápida que permita a los Ayuntamientos atender casos urgentes de familias que están en riesgo de quedar sin suministro de agua por motivos económicos. La dotación económica, equivale al 1% del importe que Giahsa factura en cada municipio en concepto de abastecimiento, un importe que se pone a disposición de cada ayuntamiento para que lo destine a abonar deudas concretas, tanto si son recibos impagados como costes de reposición, gastos por nuevos contratos y otros conceptos.

Junto al Fondo de Vulnerabilidad, Giahsa establece un amplio abanico de medidas de carácter social para a los usuarios en situación de necesidad. Al Fondo Municipal hay que añadir las bonificaciones sociales para familias desfavorecidas y pensionistas de rentas bajas, la Declaración de Pobreza Energética o las ayudas a entidades sociales sin ánimo de lucro, sin olvidar la labor de arbitraje e intermediación que se viene realizando desde la Comisión de Servicios Sociales o del Defensor del Usuario.

Durante 2021 Giahsa ha empleado en el apartado de bonificaciones sociales un montante de 415.000 euros, un 13% más que en el año anterior, aplicados sobre más de 56.000 recibos. De esa cifra global 236.000 euros se han destinado a pensionistas y/o jubilados, 95.000 a desempleados o perceptores de rentas bajas, 81.000 a personas con minusvalía o en estado de dependencia y 2.000 a situaciones de especial necesidad.

La empresa pública apuntala su política de compromiso social a través de esta línea de cooperación directa con los municipios integrados en la Mancomunidad de Servicios (MAS)

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*